Síguenos: Facebook Twitter Google Plus
 
Este artículo forma parte de nuestra guía práctica de seducción.

Seducción en el gimnasio

La seducción en el gimnasio es otro terreno con sus características que no es nada fácil. Tendrá que enfrentar dificultades típicas que encontrará sólo en este contexto y en lugares similares.

Cómo seducir en el gimnasio

Hemos observado en el texto de introducción a este artículo, que el gimnasio es un lugar semipúblico, es decir un lugar donde todo el mundo comparte la misma actividad sin conocerse necesariamente.

Una de las características principales de este lugar semipúblico es el tipo de mujeres que lo frecuentan. La mayor parte de estas mujeres están comprometidas o casadas. Y cuando no es así, se trata de chicas que están ahí más para lucir que para resolver algún problema de forma física. Encontrará también mujeres cuyo matrimonio ha sido un fracaso y que quieren recuperar la forma que tenían antes de parir. Y finalmente encontrará a otro grupo de mujeres que caen en una categoría miscelánea y que pueden ser de todo género.

De todos modos, las mujeres casadas o comprometidas pertenecen a una categoría específica y, en general, usted debe descartarlas de la lista de las conquistas posibles. Las que van al gimnasio para lucir, son a menudo guapas engreídas y ahí hay que aplicar las técnicas de seducción que hemos visto en el artículo seducir a las guapas (también la noción de neg usual en el contexto del los pickup artists podría serle útil, a condición de encontrar el neg justo y no las tonterías que generalmente encuentra como ejemplo). Las mujeres cuyo matrimonio ha sido un fracaso están mayormente buscando relaciones serias y no aventuras, especialmente en el contexto donde se encuentran, como veremos dentro de poco. Y finalmente, es en la categoría "mujeres de todo género" donde podrá seducir a una chica compatible con usted.

Las principales dificultades de la seducción en el gimnasio

la dificultad principal del gimansio y de todos los demás lugares semipúblicos es el compartir el mismo entorno. Aún si las personas de este ambiente no se conocen necesariamente, si una mujer se muestra muy abierta y tiene una historia con un hombre de su mismo ambiente, todo el mundo termina enterándose y ella se juega su reputación si las cosas no terminan según lo esperado.

Las mujeres tienen generalmente la fobia de ser consideradas fáciles, que tienen fácilmente aventuras, objetos sexuales y putas. Es el complejo #1 de la hembra. Active este complejo en una mujer y no obtendrá nada de ella. En el gimnasio una mujer se cuidará bien de darle mucha confianza por estas mismas razones.

Pues, si usted busca una aventura, no la busque en un gimnasio. La tendrá mucho más fácilmente en la calle, en un local nocturno, en una ciudad donde nadie lo conoce, en suma, cuando usted no forma parte del mismo entorno que la mujer que quiere seducir. Con esto no queremos decir que es imposible tener aventuras en un gimnasio, pero no cuente mucho con eso.

Si en cambio su objetivo no es el de tener una noche de sexo, sino quiere encontrar en el gimnasio a una chica para cualquier tipo de relación, entonces el acercamiento a adoptar es específico a esta situación y a todos los lugares semipúblicos en general.

Primero debe elegir bien quien va a seducir porque no puede intentarlo con más de una chica, como en la calle. En un lugar semipúblico debe saber bien lo que quiere y actuar con sentido común, ya que el hecho de compartir el mismo entorno comporta desventajas para usted también.

Si su objetivo es intentar seducir a varias mujeres en el gimnasio, aún si lo hace con una a la vez, esto no va a funcionar en un lugar semipúblico, comenzarán a burlarse de usted en el mejor de los casos y su reputación es casi otro tanto importante que la de una mujer y hay que protegerla.

Claro un mujeriego no es tan mal visto como una mujer fácil, pero hay un pero... Un hombre que corre detrás de todas las mujeres de un mismo entorno es visto como un hambriento, o como un Don Juan. Las mujeres se mantienen a distancia de los hambrientos, mientras que hacer papel de Don Juan provocará que no lo tomen en serio.

Tener el aspecto de un seductor es encantador, pero saber que usted es un Casanova no es muy bueno, ya que esto hace de usted un hombre incomfiable ante las mujeres, las cuales siempre piensan a largo plazo. Una mujer puede concebir el concepto de aventura, pero no es su manera acostumbrada de pensar. En consecuencia, las mujeres temen a los Don Juanes, ya que esto le da automáticamente la fama de infieles, y las mujeres lo que buscan es seguridad, como hemos visto en la página sobre las bases de la seducción.

Pues mantenga sólo el lado encantador de un Don Juan, un personaje que encanta y asusta a la vez. Tener la sospecha que usted sea un mujeriego, esto le dará encanto. Pero saberlo lo discréditará. Espero que agarren la matiz. Existe un juego psicológico que hay que tener en consideración, no es malo tener la pinta de mujeriego, pero también usted necesita ser tomado en serio, si no no ha hecho nada, es por eso que la reputación es importante para usted también.

Pues, queda establecido que en un ambiente como el gimnasio, hay que estar bien seguro a propósito de quien va a seducir, también porque ¿se imagina usted qué reputación si intentara seducir a cinco mujeres y fracasara con todas? Nunca se debe pensar en el fracaso, pero ciertas patas no se pueden meter y hay que ser precabido, al menos en este contexto.

¿Cómo saber quien seducir? Elegir a la màs bonita no es simplemente suficiente. También debe saber qué terreno está pizando, usted no sabe de antemano si una chica está disponible. Y ya que en este contexto no tiene muchas elecciones, debe tratar de poner todas las posibilidades de su parte.

Portanto es importante tener una idea clara de cada mujer que podría interesarle. Ante todo, usted no mostrará interés por nadie, tratará simplemente de socializar con todo el mundo, tratando de saber lo más posible sobre cada mujer que podría interesarle. Luego, usted va a hacer un presupuesto de la situación, entre las mujeres que ha conocido, ¿cuáles son disponibles? ¿Cuáles pueden ser seducidas? ¿Cuáles le han lanzado una señal de interés o podrían tener esta tendencia?

Una vez que termine este análisis se lanzará sólo hacia la mujer que ha respuesto lo más positivamente a su estudio, o a la que más le gusta, pero desde el punto de vista más general posible. Sin embargo, antes de determinar esto, hay que conocer su terreno de juego y no ir simplemente hacia la mujer más evidente.

En compendio, el método que se usa para seducir en el gimnasio consiste ante todo en estudiar con cuidado las posibilidades que tiene. Si fracasa con una, puede intentar a lo sumo con otra y esto después que pase cierto tiempo, no puede hacer más en un contexto semipúblico como el gimnasio.

En conclusión...

El gimnasio es una situación de seducción que comporta límites y bastante dificultades, como hemos visto también en otros artículos de nuestra guía práctica a la seducción, la cual no termina aquí. Hay otras situaciones que comportan igualmente dificultades inherentes y que hay que analizar por separado si queremos tener razón de todas estas circunstancias.