Síguenos:
La seducción no se basa en trucos incorrectos, sino sobre técnicas reales y merecedoras donde todas nuestras habilidades personales y nuestra personalidad son puesta en evidencia para asegurar nuestros chances de victoria.

¿Qué se entiende por el concepto de "seducción rápida"?

Seducción rápida en español

Nuestro sitio no es derivado del libro The Game de Neil Strauss, y tampoco del método de Ross Jeffries y sus varios libros. No tiene nada que ver con los Picks Up Artists (PUAs), y tampoco con la programación neurolinguística (PNL), o speed dating, o con otros métodos de seducción que se puedan encontrar en internet. Si nuestro sitio tiene alguna influencia, se le puede atribuir una semejanza lejana con Double Your Dating de David DeAngelo. Pero el 78% de los contenidos no son influenciados tampoco por este método y por ningún otro, sino son el fruto de nuestro trabajo personal.

Era hora que el "cutting edge" de algo, la originalidad de una teorìa o la fuente de un mètodo no provenga de servidores anglo-americanos. Nuestro método es 100% latino y es exquisitamente original. Los latinos siempre han sido buenos seductores y nuestro sito se basa sobre el arte auténtico de seducir, no se basa en métodos simplistas, como la PNL, a la cual no creemos ya que, aún suponiendo que estos métodos funcionaran, no serían leales, mientras que nuestro sitio le enseña a seducir con el 100% del mérito de su parte.

Nuestro sitio incentiva el hecho que usted tiene una cabeza, con la cual tiene sus propios pensamientos, no le impone ideas de un americano que han dado la vuelta al mundo por tener el poder. Pero lo más importante es que nosotros creemos firmemente en el hecho que las mujeres tienen un cerebro, no son objetos sexuales y tampoco muñecas que se pueden manipular a nuestro antojo mediante truquitos ingenuos.

Este programa ha sido pensado para todos aquellos que consideran que la seducción sea un arte, un arte que merece profundización. Está basado en muchos estudios de psicología femenina y las verdaderas técnicas de seducción. Desde el año 2 A.C. el filósofo romano Ovido escribió su primer tratado sobre el tema. Pero mucho antes de volverse una teoría, la seducción siempre ha sido una preocupación constante para todos los hombres. Este programa constituye la referencia de todo lo que está conectado con el arte de seducir y sus dificultades.

Lo hemos visto, no nos apoyamos en un método mágico que permite ligar a cualquier mujer mediante métodos basados en la masturbación mental. Por seducción rápida nos referimos en cambio a un método basado sobre el concepto original de seducción entendida como arte y no como truquito para cubrir nuestras incapacidades.

La mayor parte de los sitios de seducción derivan del speed dating (PNL) o pretenden que podemos seducir hipnotizando. Nosotros no creemos en la hipnosis porque consideramos que ningún ser humano puede ser hipnotizado sin saberlo o contra su voluntad. Mientras que, según la programación neurolinguística (PNL), el ser humano puede ser manipulado sin saberlo y según los intereses del seductor. Aún suponiendo que esto fuera cierto, sería un truco barato y no sería seducción. Estos sitios que pretenden vender métodos que ni siquiera son originales tienen el único objetivo de vender a hombres ingenuos, persuadidos que unos truquitos baratos basten para ligar.

La verdadera seducción se basa sobre la comprensión de las mujeres sobre el hecho de saber cómo comportarse con ellas, de saberlas tratar, de ser capaz de atraer su atención y gustarle. Todo depende también de cómo el hombre se siente consigo mismo, de lo que transmite a causa de su forma de ser y de su lenguaje extraverbal. Y finalmente la personalidad hace todo el resto. Ent odo esto existe igualmente la influencia del aspecto físico y de lo que tenemos. Todos estos factores entran en juego y hay que saber cómo gestionarlos. En pocas palabras, estamos hablando de cosas absolutamente concretas, que siempre han existido y que hacen la diferencia entre el arte de saber ligar (la seducción siempre ha sido un talento), y la torpeza de los que con las mujeres no pegan un chícharo.

Saber seducir significa también conocer y evitar muchos errores comunes que la mayoría de los hombres cometen con las mujeres. La seducción que indicamos es rápida porque permite establecer de inmediato una estrategia de acercamiento evitando los errores, pues llegando de manera más rápida al resultado que persiguimos. ¿Cuál es su objetivo en una situación determinada? ¿Una noche de amor? ¿Una aventura? ¿Una relación a corto o a largo plazo? El método de seducción es siempre el mismo, lo que cambia es su finalidad con la que lo dirige y cada procedimiento requiere caminos más o menos distintos.

Trabajar sobre su propia persona no sólo es posible, es hasta de rigor si somos ambiciosos y la seducción no es una excepción. Seguramente habrá aprendido a seducir de cierta manera, tanto usando sus capacidades y apoyándose seguro sobre su aspecto físico y su estátus social, si tiene uno. Pero su aprendimiento nunca ha sido dirigido y lo que no es dirigido sólo progresa hasta cierto punto. Debe aprender las reglas fundamentales de la seducción para ir aún más allá y esto es válido en todas las cosas de la vida, no sólo en el arte de seducir.

Los elementos que conducen al éxito con una mujer son relativamente pocos. Algunos de estos dependen de usted, otros constituyen caminos indirectos, otros más están totalmente fuera de su alcance. Uno de nuestros refranes favoritos es: « Toma lo que tiene y haz con eso lo mejor que puedes ». Traduciéndolo en términos de seducción, esto significa que hay que considerar todos los elementos que están bajo nuestro control y explotarlos al máximo para maxmizar nuestras posibilidades.

La seducción no es una ciencia exacta, basada en axiomas o teoremas. Cada mujer es un ser único y aunque si las mujeres tienen más semejanzas que diferencias, no existen tácticas de seducción infalible o recetas universales que funcionan con todas, sino sólo métodos generales que permiten acumular pequeñas ventajas hasta la conquista final de una mujer.

Las mujeres en general buscan más o menos las mismas cosas en los hombres. Punto. Y un hombre, para seducirlas, no debe necesariamente corresponder a los mitos. Lo más importante no es ser un Príncipe Encantador, tener un cuerpo de Mister Olympia o un rostro de actor, sino transmitir las emociones que que le harán creer que usted es su héroe. Estas emociones son idependientes de las circunstancias que las generan. Es la misma mente que las creas en cualquier circunstancia. Estas emociones se activan todas las veces que una mujer es seducida por un hombre.

Nuestro programa de seducción se basa también en la experiencia práctica, ya que cada teoría muere delante la realidad de los hechos. La mayor parte de los hombres no tienen ninguna idea sobre lo que las mujeres realmente quieren. Por incomprensión de la naturaleza femenina e ignorancia de los principios de la seducción, se esfuerzan para conquistar a las mujeres desde un ángulo totalmente erróneo logrando sólo resultar MENOS atractivos. En la seducción, como en muchas otras cosas, 90% de las probabilidades de éxito dependen directamente de lo que USTED hace y de CÓMO lo hace.

Aprender la seducción no es gratuito y no estamos hablando de plata, sino de esfuerzo. Necesitará de mucho trabajo, pero todos sus esferzos valdrán el resultado final. Saber seducir es algo que no tiene precio. Si lo piensa bien, la seducción cambia totalmente nuestra vida y constituye la verdaera y única diferencia entre la frustración y la felicidad.

Ahora sabe que puede mejorar su capacidad de seducir mediante un trabajo dirigido y con nuestro programa, tiene un valioso instrumento a su disposición. ¡Pues, es hora de aprovecharlo!

Compendio del programa

Agrande su pene con técnicas 100% naturales



Programa de sexualidad femenina para las mujeres y los hombres que las aman