Síguenos: Facebook Twitter Google Plus
 

Falsos mitos sobre la seducción y las relaciones de pareja

Los falsos mitos más comunes de la seducción, desmentirlos es uno de los objetivos más básicos del aspirante seductor.

Falsos mitos sobre la seducción

Encontramos falso mitos en casi todos los fenómenos sociales y hay un gran número de ellos que están asociados a la seducción. Comprender estos mitos es importante, ya que influencian nuestro rendimiento y nuestra eficacia en el arte de seducir, liberarse de ellos es vita para progresar como seductor.

A pesar de que existe un gran número de estos mitos, aquí nos limitaremos en describir sólo los principales dejando al lector la tarea de deducir los demás, ya que estos últimos resultan ser, en realidad, variaciones o derivaciones de los que vamos a presentar aquí.

  1. Mito: Hay que ser rico, famoso o ambos para seducir a las mujeres.
  2. Realidad: Claro todo depende de lo que usted busca. Si es rico puede pagarse 5 escorts diarias y así ahorrará hasta tiempo. Si en cambio no se conforma sólo con el sexo fácil y prosáico y le gusta seducir, entonces es tiempo que aprenda a hacerlo. Un hombre rico debe poseer también otras cualidades, sino siempre será amado por interés o vencido por quien ejerce encanto real. Mientras que si usted es famoso, tendrá muchas fanes que soñarán con usted, pero... ¿Lo soñarán a usted o al personaje-producto que usted representa? Una vez más corre el riesgo de correr en el falso amor, o en la decepción de Brigitte Nielsen, para dar un ejemplo, esta actriz de los años 1980 que se enamoró de Rocky y terminó desencantada del verdadero Sylvester Stallone, con el cual se divorció tan sólo dos años después de haberse casado.

    Casi todos los famosos se unen con gente de su nivel, al igual que la mayoría de los ricos se unen con otros ricos. ¿Estamos volviendo a una nueva aristocracia o bien las cosas nunca se han evolucionado sino sólo han cambiado las etiquetas?

    En parte, cierto, en parte todo cuadra, pero hasta cierto punto. En realidad, a raíz de todo esto - incluyendo el concepto de mésalliance - existe una regla bastante elemental de la naturaleza humana:

    Regla Fundamental de la Naturaleza Humana No. 1: Cada cual en la vida quiere ser elegido por lo que es, no por lo que hace o por lo que tiene.

    El pobre podría sentirse atraído por el rico por interés, o para obtener indudables beneficios en caso de división de bienes, el famoso podría atraer a alguien por el personaje que representa o por simple vanidad, todas razones superficiales que no hacen la felicidad de nadie. Aún querendo sólo aventuras, se corre el risgo de que el pobre o el fan demanden al famoso para sacarle provecho, como se ha visto incontables veces.

    Sin embargo la razón más importante para la cual no se puede contar sobre el poder, la riqueza o la celebridad es esta: son cosas que nada tienen que ver con la seducción. Este es un curso de seducción para quien quiere aprender a seducir. Si tiene un auto Ferrari y quiere seducir, pues estacionelo lejos, no haga trampas, la seducción es el arte puro y duro de seducir al próximo, no se admiten trucos parecidos, es como hacer una prueba escolar y fijarse en un papel, si no lo descubren aprobará la asignatura, pero no habrá aprendido nada. ¿Todo claro?

    Casanova, por ejemplo, no era claramente rico y menos aún famoso (en sus tiempos), es más, a menudo desempeñaba el papel de servidor, sin embargo ha sido uno de los más grandes seductores de la historia. En otros términos, las ventajas materiales pueden facilitarle la tarea, pero se trata de ventajas pasivas. La seducción en cambio es un talento activo, podríamos utilizarla siendo ricos, pobres, famosos o desconocidos. El verdadero seductor siempre logra seducir por causa de sus capacidades personales, poco importa su riqueza o su fama.

    Quejarse de no ser rico o famoso es uno de los errores más típico para justificar nuestros fracasos. Lamentar es siempre la solución más fácil, pero no es remedio de nada.

    Además, ¿cuántos de ustedes tienen la posibilidad de ser ricos o famosos del día a la mañana? ¿Se puede contar sobre algo así? Las metas sin fecha de realización son sueños. Es pensar a un logro sin conocer la manera de alcanzarlo y sin marcar las etapas. Claro siempre podemos volvernos ricos. Pero no es un requisito para seducir y es estúpido contar sobre algo que no depende de nosotros, la mayoría de las veces.

  3. Mito: Hay que ser bonito para seducir
  4. Realidad: Las mujeres quieren ser seducidas por verdaderos hombres, no corren detrás de chicos lindos y delicados. La belleza en el hombre no es la misma que en la mujer, aunque ella por sí sola nunca es suficiente, ni siquiera en las mujeres. El hombre que seduce es a menudo interesante, masculino, seguro de sí mismo, romántico, valiente, viril, etc. En breve, posee todas estas cualidades típicamente masculinas que le gustan a las mujeres. Claro la apariencia y sobre todo la presencia ayudan. ¡Pero hay más!

  5. Mito: Sea amable, acomodadizo y complaciente y tendrá sexo
  6. Realidad: Un hombre demasiado amable o que siempre está disponible es a menudo poco interesante. No hay que confundir entre romantismo y servilismo. El hombre romántico hace avances, es dulce y amable, pero no serviciable. Mantiene sus posiciones y en la ocurrencia se guarda aspectos misteriosos e imprevisibles. Y se deja desear todas las veces que es necesario. Mentras que ser gentiles y acomodadizos es algo que nos hace previsibles, nos convierte en víctimas, estamos sometidos a ella y no la atraemos más. Un hombre así emana frecuentemente una necesidad de afección, todas cosas homanas, es cierto, pero la necesidad no es interesante cuando se trata de seducir, de atraer y de conquistar.

  7. Mito: Déle consejos a una mujer y ésta te amará
  8. Realidad: Muchos hombres creen que abriendo emocionalmente a una mujer, ésta se interesará mayormente a ellos. Por ejemplo una mujer puede pedirle consejo sobre sus problemas sentimentales con otro. Es un caso que pasa muy a menudo. Si usted sólo siente un interés amical hacia ella, entonces adelante, le hará bien. Pero si le interesa como mujer y cree que quedando a la escucha de sus problemas logrará atraerla, entonces está perdiendo su tiempo.

    Regla Fundamental de la Seducción No. 9: Las mujeres son especiales para categorizar a los hombres. Los ponen enseguida en la categoría del amigo o en la del pretendiente.

    Una mujer que lo considera como un simple amigo no se interesará a usted sólo por dar buenos consejos. Las mujeres se sienten atraídas por los hombres que las seducen, no por los amigos comprensivos. Si usted sólo es un amigo dadivoso, ella continuará a darse a todos los que no son bastante sensibles como para comprenderla y probablemente regresará a usted para pedirle consejo sobre su última relación.

    Nunca sea el consejero de una mujer. Lo mejor que puede hacer es intentar seducirla, con medios más apropiados. Claro puede ser rápido o darse su tiempo, pero siempre tiene que mantenerse interesante sin cometer el error de jugar al psicólogo. Profesionales en este tipo de consultas hay miles y usted probablemente no es de ellos. Piense más bien las cosas.

  9. Mito: Seducir a las mujeres es demasiado difícil
  10. Realidad: Todo es difícil a la hora de quererlo hacer bien y la seducción no hace excepción. Pero la dificultad es necesaria para obtener las cosas. Si usted está aquí, quiere decir que la seducción le interesa y la motivación ya hace la mitad del trabajo. Claro, no todo el mundo se vuelve un gran seductor. Pero la seducción es más fácil que el arte. No necesita volverse un maestro de la seducción para obtener resultados satisfactorios que todos pueden lograr con un poco de trabajo.

  11. Mito: Cada mujer tiene su tipo y no hay nada que hacer al respecto
  12. Realidad: Usted también tiene su tipo hasta el día que descubre lo contrario. La vida no es un esquema y las preferencias son relativas. ¿Cuántas veces vemos a una mujer empatarse con alguien que no corresponde para nada a su tipo? Hay la mujer que detesta a los rubios y al año la vemos con un tipo con espejuelos, el cabello color cenisa y flaco como un palillo. En realidad ninguna mujer puede decir exactamente lo que realmente quiere en un hombre. Las mujeres podrán simplemente decirle lo que creen desear. y eso porque creen personificar en un modelo físico lo que en realidad están buscando en una personalidad. Por lo tanto corresponder a un tipo no tiene ninguna importancia a la hora de seducir a una mujer.

  13. Mito: Una mujer bonita es más difícil e inalcanzable
  14. Realidad: La facilidad de una mujer no depende de su aspecto físico, lo decimos en varias partes de este sitio. Nosotros conquistamos las mujeres a las cuales gustamos, poco importa si son guapas o no. La mujer elige el hombre que le gusta, no el mejor entre los que encuentra, es un error pensar que una mujer tenga mayores elecciones sólo porque a usted le gusta más, o porque usted tiene un mayor número de rivales. Una mujer se irá siempre con el hombre que logrará seducirla, poco cuenta el número de elecciones disponibles, es toda una cuestión de oportunidades, medios y situaciones. Lo que es cierto es que la belleza de una mujer no es nunca la razón de un éxito o de un fracaso. Para saber más sobre este tema consulte esta página.

  15. Mito: La seducción debería ser recíproca y no debería ser sólo el hombre en dar el primer paso
  16. Realidad: De hecho la seducción es recíproca. Lo único es que las mujeres seducen de manera diferente. ¡Una mujer puede hasta seducir un hombre sin que éste se de cuenta! La mujer seduce haciéndose desear, coqueteando, tirando flechazos e induciendo al hombre en dar este famoso primer paso que a lo mejor no hubiera dado sin encontrar a esta mujer atractiva, o sea, si la mujer no hubiese hecho nada para seducirlo. Por esta razón, quien no conoce la seducción no se da cuenta del papel femenino en ella, está persuadido de haber dado el primer paso cuando en realidad no es así.

    Obvio, no siempre nos gusta una mujer porque ella ha hecho algo para seducirnos. La mayoría de las veces la mujer es atractiva en general. Pero cuando a una mujer le gusta alguien, entonces se vuelve aún más atractiva hacia esta persona. Por lo tanto ¡la seducción al femenino existe y bien!

    Claro al final es el hombre que debe dar el paso. Sería poco interesante para una mujer el saber que si ella no toma la inciativa, entonces no hay nada que hacer. Algunas mujeres prefieren hasta renunciar al tipo que les gusta a portar de no tomarse riesgos. Además un hombre que no toma la iniciativa y no seduce es poco atractivo, no corresponde a las características de los hombres interesantes.

    Para una mujer también, no hay nada mejor que el hecho de dejarse hacer la corte. Estas son tendencias que los siglos no han cambiado, porque forman parte de la naturaleza y no de la cultura. No podemos hacer nada al respecto, ¡aprenda a seducir y tómele el gusto!

  17. Mito: Si una mujer no nos muestra un interés marcado, entonces no está interesada en nosotros
  18. Realidad: No siempre es el caso. No confíe demasiado en el humor de las mujeres y de sus acciones aparientes. Una mujer puede morirse por usted sin que haga ninguna señal para hacérselo entender. Y hay más: a veces una mujer lo provoca y lo trata con frialdad precisamente porque usted le gusta. Esto es contradictorio, pero las mujeres son así. No siempre son racionales.

    Además una mujer puede estar obstaculizada por una circunstancia cualesquiera o estar simplemente de mal humor. O también lo está poniendo a prueba. Con nuestro curso de seducción aprenderá a conocer mejor la naturaleza de las mujeres y a asombrarse menos de sus comportamientos.

  19. Mito: Si una mujer no nos conoce realmente no irá a la cama con nosotros
  20. Realidad: No es una regla, a menudo es precisamente lo inverso que sucede. Las fantasias femeninas de la aventura con el desconocido son un caso conocido. Para una mujer es a menudo más fácil dejarse convencer por alguien que no forma parte de su vida de todos los días. Por ejemplo si usted viaja en una ciudad o en un país extranjero y se encuentra con una mujer, es probable que ésta sienta menos inhibiciones, ya que nadie lo conoce a usted, nadie podrá juzgarla por haber ido a la cama con usted. Si en cambio usted forma parte de su círculo, de su entorno de trabajo, de lo de sus amistades o de los lugares que ella conoce, es más difícil que se dé tan rápido, pero también en este caso, todo depende de las circunstancias y de sus habilidades.

    Por lo tanto la regla a recordar es la siguiente: siempre piense en términos de circunstancias, no se deje nunca influenciar por el sentido común. Actúe siempre conforme con lo que encontrará potencialmente ventajoso. Claro, no siempre es tan fácil comprender una oportunidad pero es precisamente esto que debe aprender para poder seducir y una vez que sea un seductor verá las oportunidades más fácilmente.

    Conclusiones

    Si desea ser un gran seductor y aprender algo de las técnicas de seducción rápida, libérese de estos y otros mitos peligrosos y de cualquier otro prejuício que pueda frenarle. Es la única vía para obtener la vida sexual que siempre ha soñado.

    El poder de la personalidad.
www.pene-sano.com

www.soloporella.com