Síguenos: Facebook Twitter Google Plus
 

La naturaleza femenina

Las mujeres no tienen los mismos comportamientos sexuales que los hombres y, en consecuencia, hay siempre que tomar en cuenta la naturaleza de las mujeres a la hora de seducir.

La naturaleza femenina

Aprender a conocer bien a las mujeres

En la página sobre las bases de la seducción hemos mostrado que existen tres factores dominantes en las relaciones hombre-mujer, es decir el sexo, el amor y la seguridad y hemos estudiado como el órden de prioridad respecto a estos factores cambia según si somos hombre o mujer, es decir que para el hombre el órden de importancia es sexo-amor-seguridad y para la mujer es seguridad-amor-sexo.

Para el hombre lo más importante es el sexo, tener relaciones sexuales con el mayor número de mujeres posibles. El hombre nunca pierde una ocasión para tener una pareja sexual, aún si esta pareja no corresponde necesariamente a sus gustos.

En cambio la mujer responde con el sexo sólo cuando los otros dos factores se encuentran satisfechos, mientras que este último vuelve en el último lugar cuando el amor y la seguridad empiezan a faltar. También hemos visto como el amor sea el único factor que tenga la misma importancia tanto para el hombre como para la mujer.

Estas diferencias son elementos importantes a tener en cuenta en todo lo que sigue en esta página. En caso de dudas, lo invitamos a leer el artículo relacionado.

Las mujeres y su naturaleza respecto al sexo

Aquí hablaremos principalmente del modo en qué las mujeres tienen tendencia en responder respecto al sexo. La mujer no busca el sexo como prioridad número 1, no considera una aventura sexual como una oportunidad que no se debe perder y la mayoría de las mujeres no buscan ni siquiera aventuras. Muchos hombres cometen el error de creer que una mujer poco ambicionada, o estéticamente o socialmente inferior sea más fácil, mientras que las mujeres bellas sean más difíciles e inalcanzables. Esto es un mito, un concepto erróneo que en esta página trataremos de demostrar.

Los hombres tienen generalmente la tendencia en creer que si una mujer es fea, mayor que ellos o con un peso no proporcional a su estatura, entonces debería ser mucho más fácil de seducir, es más, deseando tener sexo con ella, ¡creen de hacerle hasta un favor! A pesar de los numerosos fracasos, muchos de ellos siguen creyendo a este cuento y cuando obtienen rechazos hacen recurso a la tarjeta de la justificación, protestando que esta mujer se está creyendo cosas a pesar de estar fea, gorda o de diez años mayor.

La realidad es que hasta la más fea de las mujeres puede ser otro tanto difícil que una super bonbon que todo el mundo quiere. Algunas de estas mujeres "feas" son hasta más difíciles y orgullosas, mientras que una chica muy linda puede ser extremadamente fácil, por lo que todo es relativo.

A notar que no estamos hablando aquí de una categoría específica de mujeres, como las ninfómanas, las mujeres fáciles, las mujeres difíciles y así sucesivamente. Estamos hablando en general. En ningún caso la facilidad de conquista de una mujer es determinada por su aspecto físico, esto puede depender de una serie de factores, pero nunca de este. Evite por lo tanto cometer este gran error.

En otros términos:

Regla Fundamental de la Seducción No. 13 La facilidad de conquista de una mujer no dependen de su aspecto físico.

La única cosa que marca la diferencia cuando tenemos que tratar con una chica muy guapa es que tenemos un mayor número de rivales y por lo tanto mayores probabilidades teóricas que otro pueda seducirla antes que usted o en su lugar. Pero la dificultad de la mujer sigue siendo la misma, independentemente de su aspecto. A lo sumo una bonita mujer puede ser más selectiva o vanitosa, pero escogera siempre en base a sus gustos y no en base al número de pretendientes. Recordemos también que la belleza no es absoluta y depende de los gustos de quien la contempla.

Comprender este concepto es fundamental. La cosa más importante aquí no es tanto de saber que una mujer que no le gusta pueda ser otro tanto difícil que una mujer que lo vuelve loco. Lo importante aquí es evitar cometer otro error garrafal y muy frecuente: el hecho de dejarse intimidar por la belleza de una mujer creyéndola inalcanzable. Muchos se conforman con lo que encuentran, hasta cuando establecen relaciones serias, ya que están persuadidos que lo que realmente les gusta sea demasiado difícil o fuera de su alcance.

El peor error que un hombre pueda cometer es sentirse intimidado por la belleza de una mujer que lo vuelve loco. Una mujer tiene sus gustos, si usted le gusta o logra seducirla no dejará de gustarle sólo porque es muy guapa. Y no importa el número de rivales que pueda tener, si usted le gusta a una mujer, puede tener hasta un millón de rivales, que seguiría gustándole. Por lo tanto la belleza de una mujer no debería nunca ser una razón suficiente como para impedirle actual.

Demasiados son los hombres que se dejan escapar ocasiones o se desalientan sólo porque se sienten influenciados por su belleza o porque no se sienten a la altura. El verdadero seductor trata a todas las mujeres de la misma manera y se muestra totalmente despreocupado ante su encanto. Siempre debemos buscar lo que realmente nos gusta y no lo que consideramos sólo a nuestra altura.

¿Es efectivamente la más bella? ¿Será la más bella sólo según usted? ¿O se trata de una mujer totalmente normal, que a usted lo vuelve loco? No importa. Lo importante es nuestro objetivo. Si estamos buscando una aventura, posiblemente cualquiera nos sirve y seguramente la pasaríamos genial. Pero si buscamos relaciones serias, entonces nos hace falta alguien que nos guste realmente, tanto físicamente como en los demás aspectos. La regla es general. Ser siempre fiel a sus propios gustos y aspiraciones. Esto mejorará no sólo sus relaciones con las mujeres, sino también sus eventuales relaciones de largo plazo.

Los tipos de seducción.
www.pene-sano.com

www.soloporella.com