Síguenos: Facebook Twitter Google Plus
 

Cómo bien llevar una relación duradera

No bastaría un libro para indicar todo lo que hace falta para bien gestionar una relación a largo plazo, aquí nos limitaremos simplemente a proporcionar breves e simples directivas que lo ayudarán a obtener las bases sólidas necesarias para alcanzar este objetivo.

La vida a dos es un dominio complejo que depende de muchas cosas. En esta página vamos a enumerar los elementos destacados que no debemos perder de vista para mantener y alimentar la motivación en una relación seria.

Los trucos necesarios para asegurar la salud de una relación

Una relación a largo plazo, para tener éxito, no puede estar basada sobre la atracción sexual, el cariño o el dinero tomados individualmente. Una relación de éxito no es más que una pareja donde cada cual adora la presencia, la personalidad y la compañia del otro, donde vínculos sólidos han sido establecidos; la química y el juego de los comportamientos de cada uno hacen de manera que el hombre siga sintiéndose motivado desde el punto de vista sexual y emocional y la mujer siga teniendo la misma tensión, la misma excitación y la misma attracción que al principio.

El triunfo en todo esto no es sólo cuestión de química, también depende de las actitudes que tengamos y de nuestra manera de saber llevar la relación. Esto requiere una capacidad que tanto el hombre como la mujer deben tener.

La mujer debe mantener la motivación sexual del hombre, seguir siendo seductora sin parar de intrigarlo y al mismo tiempo quedando lo más atractiva posible. Debe igualmente presionar la tecla de la seguridad, factor menos importante para el hombre al inicio de una relaciòn, pero cuya importancia aumenta a medida que la relación progrese. Hemos tratado este tema en la rubrica de las bases de la seducción, donde hemos visto que la seguirdad mujer hacia hombre consiste en una mezcla de devoción, entrega y cuidados. Estamos hablando del concepto de seguridad al masculino, portanto, aunque una mujer trabaje, puede igualmente inspirar esta sensación.

Todos estos puntos pueden ser profundizados, sin embargo no constituyen el sujeto principal de este escrito. Ya que este sitio se ocupa especialmente de la seducción del hombre hacia la mujer (el sitio soloporella.com aborda igualmente las implicaciones de la seducción de la mujer hacia el hombre), hablaremos aquí sobre todo de lo que el hombre tiene que hacer para asegurarse una feliz relación duradera. Evidentemente hay aspectos comunes a ambos sexos y cuando será el caso no dejaremos de mencionarlos.

Cómo mantener lo que hemos conquistado

Conquistar a una mujer es sólo la mitad de la historia. En la vida siempre llega el momento en que deseamos tener una relación éstable. Es hora portanto de aprender cómo mantener lo que hemos conquistato. Y usted debe igualmente estar seguro de su juego, ya que va a invertir todo su tiempo, esfuerzo, devoción, fialdad, dinero y energía en alguien que podría no sentir el mismo género de atracción. ¿Pues vale la pena exponerse a todo esto sin siquiera saber si le gusta a esta chica? ¡Por lo que conviene saber cómo gestionar esta relación!

Los elementos que aseguran la solidificación de una relación

Crear símbolos de cariño

Estos símbolos son los apodos, los signos y las palabras que designan los elementos únicos de su relación. Ellos hacen concreto algo justamente exclusivo entre usted y esta mujer y que difícilmente podrá reproducirse con otras.

A primera vista parecen cosas superficiales, sin importancia, pero son mucho más importantes de lo que usted cree. Una relación sin símbolos es simplemente seca y sin interés. Descubrir poco a poco terminologías y señales que sólo comprendeis vosotros permite consolidar una relación de manera maravillosa.

No bajar la guardia

Muchos hombres (y mujeres) se acomodan. Cuando están cazando a alguien se mantienen en forma y actúan de manera seductora. Pero, en cuanto encuentran a una pareja estable, entonces se dejan ir, se descuidan y dejan de tener atenciones hacia el otro.

Es un error común en ambos sexos. La regla es que usted debe mantenerse como siempre ha sido, aún si ya ha logrado todo lo que deseaba. No se debe cambiar de vida sólo porque hemos encontrado a una pareja.

Dar más de lo que se recibe a cambio

Generalmente tenemos la tendencia de dar exactamente lo que recibimos. Y esto es perfecto en los negocios, pero en el amor hay que invertir siempre más de lo que esperamos para nosotros, sólo así lograremos tener más de lo que queríamos. Esto no quiere decir que usted debe ser un buen chico que espera ganarse a una mujer a fuerza de regalos y favores. La experiencia demuestra que las mujeres ven a este género de hombres como débiles y que además ocultan segundas intenciones. No es evidentemente de esto que estamos hablando aquí.

Lo que queremos decir es que, a condición de ser correspondido, usted debe dar sentimentalmente sin esperar nada a cambio. Las mujeres adoran que un hombre fuerte que ellas no pueden controlar le demuestre una dedicación más allá de lo que esperan.

Alguien decía que todo el bien y el mal que hacemos en la vida siempre nos regresa atrás. Esta teoría no es evidentemente una ley, sino sólo una buena práctica de vida, un enfoque positivo que se supone le vaya a dar a la larga, más beneficios en retorno. La energía positiva siempre es buena.

No sea débil

A veces, una relación nos hace cambiar hacia la indiferencia, lo que corresponde a uno de los errores mencionados, pero también puede suceder lo inverso, que una mujer nos guste al punto de volvernos un meñique.

Nunca se debe ser el nudo débil de una relación. Las mujeres se aprovechan de esto y toman el control de la situación. Ellas aspiran a controlar a los hombres, pero cuando lo logran, el hombre pierde su atractivo. Y es justamente esto lo que hay que evitar. Es por ello que siempre hay que tratar de escaparse a su control, siempre hay que mantener el equilibrio correcto entre la indiferencia y la debilidad. La fuerza es un atractivo masculino. No pierda este atractivo.

No deje de seducirla

El hecho de haber conquistado a una mujer no quiere decir que tenga que dejar de hacer las cosas que les gustan a las mujeres. Muchos hombres, después de haber logrado una relación, cambian de actitud, dejan de ser atentos, románticos, seductores. Es un error que lleva a la decepción, a la pérdida de su interés.

El hombre, en una relación estable, debe encontrar el equilibrio entre la previsibilidad, el romantismo y las atenciones. Durante una relación seria una mujer busca sobre todo la previsibilidad (pues el contrario de lo que ella busca al principio de una relación o antes de empezarla). El hombre, aparte de garantizar cierta estabilidad, debe en todo caso mantener un lado misterioso para seguir siendo un desafío por ella, sólo un poquito.

Debe aprender aquí una gran lección de seducción: tener una actitud seductora debe ser su manera normal de ser, usted no debe serlo sólo a la hora de ligar con alguien, sino es algo que debe formar parte de su vida, de su naturaleza. Debe ser seductor porque es su caracter, es su verdadera forma de ser.

Igualmente, debe aprender a comportarse de una manera que le gusta a las mujeres y no hacerlo solamente a la hora de conquistar a alguien. Es otra lección que se debe aprender. Hay que cambiar, hay que volverse seductor de forma natural y no afectada, porque somos así. La seducción debe ser una forma de ser y no una actitud circustancial. Por consiguiente continuaremos siendo atentos, seductores y románticos hasta después que nuestra relación se haya vuelto estable.

Orígenes de la seducción y métodos PUAs
www.pene-sano.com

www.soloporella.com