Síguenos: Facebook Twitter Google Plus
 

¿Qué entendemos por lenguaje corporal y comunicación extraverbal?

El lenguaje corporal comprene el universo de la comuncación extraverbal y es tremendamente útil no sólo para los seductores, sino en la vida en general.

El lenguaje del cuerpo en la seducción.

El lenguaje del cuerpo, la superioridad de la comunicación directa

Cuando conocemos a alguien la primera impresión es siempre la más importante, pero ésta depende no sólo de lo que decimos, pero también de cómo nos sentimos, de cómo miramos a nuestro interlocutor, de los gestos que hacemos y de otras muchas cosas que hacen de una conversación una "conversación plena".

Se llama lenguaje corporal el conjunto de todas las cosas que sentimos o que hacemos fuera del lenguaje verbal. Es por esto que para las cosas importantes, la gente prefiere encontrarse en persona en vez de comunicarse por correo electrónico o por teléfono. Y es también por esta razón que el chat y el email nunca serán suficientes para conocer a alguien.

Es obvio que el lenguaje verbal es sólo una pequeña parte de lo que transmetemos. Hoy en día, sobre todo con el internet, la comunicación ha asumido un papel siempre más abstracto. A pesar de esto, ningún método de comunicación a distancia puede igualar el diálogo directo entre personas.

El chat, a pesar de su popularidad, sólo sirve para poner en cominicación, es decir permite conocer a personas que en la vida real nunca hubiéramos tropezado. Sin embargo para realmente conocer a alguien es evidentemente insuficiente. Los que se conocen por chat deberán, pronto o tarde, encontrarse si quieren establecer una relación que tenga un sentido.

Hasta el video chat no tiene nada que ver con la comunicación directa. Poco importa cuán avanzada sea la tecnología, nunca será lo mismo, ni desde el punto de vista concreto ni psicológico. Ya que ninguno de estos medios está en condición de hacer pasar el lenguaje corporal, ni siquiera el video chat, porque, aunque los demás puedan vernos, no es psicológicamente la misma cosa ¡el lenguaje del cuerpo no sería expresado de la misma manera!

Importancia del extraverbal en la seducción

El lenguaje del cuerpo tiene que ver con el universo de las cosas no dichas y de la comunicación extraverbal, pero también nuestra manera de transmitir tanto emociones como energía. ¿Por qué el lengaje del cuerpo es importante? Lo es porque nuestros gestos involuntarios son los que dicen la última palabra sobre nosotros a los demás, son los que traiccionano lo que somos realmente. ¡Por lo tanto es necesario estudiarlos bien!

Además, los demás son capaces de leer nuestro lenguaje aún sin saberlo, aún sin darse cuenta de ello. Por lo tanto es importante no sólo saber cómo nos expresamos y de qué manera queremos expresarnos, sino también ser capaces de saber leer el lenguaje corporal de los demás, de manera conciente y voluntaria así de poder leer más y mucho mejor.

Hemos visto como es vital sentirse seguro de uno mismo y trasmitir todo un conjunto de características típicamente masculinas para producir un efecto sobre las mujeres. Evidentemente la forma que tenemos de movernos, de caminar, de apoyarnos, de mirar alrededor, de tocar, de inclinarnos y así sucesivamente, denotan nuestra seguridad o nuestra inseguridad ¡según nuestras maneras de hacerlo! Es, una vez más, nuestro lenguaje corporal que determina todo esto. Toda persona es portada a llegar a conclusiones sobre el entorno que la rodea. Estas conclusiones pueden modificarse a medida que nos familiarizamos con este entorno. Cualquier persona que tendrá algún roce con usted se hará conclusiones sobre usted desde el primer encuentro, por lo tanto lo mejor es ¡no empezar con el pie equivocado!

Y bien, su manera de parecer ante los demás depende de sus gestos involuntarios aún más que de las palabras o de sus actitudes.

Lenguaje extraverbal y lateralización cerebral

Hay otro aspecto que determina e influencia nuestro lenguaje corporal y general: los dos hemisferios del cerebro, sus propiedades y la manera en qué son utilizados. Desde décadas la neurociencia, la psicología y la investigación científica han demostrado que cada hemisferio cerebral controla el lado opuesto del cuerpo, respectivamente.

Además, en cada hemisferio existe el predominio de ciertas características y funciones cerebrales según si la persona es derecha o surda. Generalmente, para una persona derecha, el hemosferio izquierdo controla el raciocinio, la lógica, el lenguaje, el razonamiento, el tacto, el deseo sexual y, en general, todo lo que es concreto, lógico, tangible y racional. Mientras que el hemisferio derecho (o como quiera el opuesto al racional) controla todo lo que es emotivo, abstracto, irracional e intangible, como la intuición, el instincto, el sueño, el amor (no el sexo), la abstracción, el arte, la creatividad, el reconocimiento facial, el sentimiento y así sucesivamente. En personas ambodiestras, estas características pueden ser gestionadas por uno como por el otro hemisferio.

Claramente ambos hemisferios son capaces de desarrollar todas estas características, por ejemplo, el lenguaje no siempre está a izquierda y el arte no siempre está necesariamente a la derecha, pero con el desarrollo del cerebro, ciertas características asumen sus zonas de predominancia y se piensa que las capacidades lógicas siempre sean gestionadas por la zona opuesta con respecto a las abstractas.

Cuando una de las características propias de un hemisferio está siendo utilizada, el otro hemisferio es inactivo, por lo tanto es muy difícil que los dos trabajen en simultáneo, cualquier cosa que hagamos, uno de los dos siempre prevale sobre el otro en un momento determinado. Y este punto es extremadamente importante para nuestros intereses. He aquí una demostración elemental: intente describir con los dedos (o con los pies) círculos en direcciones opuestas, por ejemplo moviendo la mano izquierda en sentido de las manecillas del reloj y la derecha en sentido opuesto. Es un movimiento difícil de realizar y si lo hace haciendo los mivimientos frente a usted, en sentido adelante-atrás en vez que en sentido izquierda-derecha, es aún más difícil porque está tratando de utilizar los dos hemisferios al mismo tiempo.

Portanto, en términos de lenguaje corporal, si hacemos algo con la mano derecha, si miramos hacia la derecha, si inclinamo la cabeza hacia la misma dirección y así sucesivamente, estamos utilizando el hemisferio izquierdo. Y si hiciéramos cualquier cosa hacia la izquierda utilizaríamos el derecho. Esto también es un indicativo del alfabeto de nuestro cuerpo, un alfabeto que no miente y que, para quien sabe leerlo, representa importantes fuentes de información.

Por ejemplo, si una persona está diciendo algo utilizando su hemisferio emotivo, hará gestos o moverá miembros en dirección opuesta a este hemisferio en función. Si su hemisferio derecho es el emotivo y está haciendo algo hacia la izquierda, entonces está hablando con sus emociones y no con su racionalidad.

Y, siguiendo la misma lógica, podemos llegar al final a saber si una persona está mintiendo, si cree en lo que dice o si está diciendo algo para justificarse en función de las circunstancias, si sus formas denotan atracción o rechazo, confianza o desconfianza, interés o aburrimiento, malicia o espontaneidad, etc. Para eso es suficiente estudiar un poco a la persona y determinar cuál hemisferio usa para un propósito determinado.

Todas estas informaciones se revelan extremadamente útiles a la hora de seducir porque nos permiten comprender mejor, a través del lenguaje corporal, cómo una persona se está sintiendo y que género de emociones está sintiendo, puesto que está teniendo algunas.

Con un poco de práctica podemos lograr fácilmente a determinar cuál es el hemisferio emocional o racional de una persona dada. Es la cosa más importante de saber si queremos explotar la lateralización cerebral a nuestra ventaja para estudiar mejor a alguien.

Sacando conclusiones sobre el lenguaje corporal

El lenguaje corporal es, en definitiva, un instrumento en doble sentido. Podemos dominarlo para no traiccionar emociones que no queremos transmitir, para estudiar a los demás y canalizar nuestro propio lenguaje de manera voluntaria. Y esto es muy difícil de llevar a cabo, pero también lográndolo parcialmente ganaría. No tiene necesidad de dominar la canalización, esto tampoco se recomienda ya que perdería su espontaneidad.

Además que saber leer bien el lenguaje del cuerpo es muy importante para tener mucho mayor seguridad sobre la sinceridad de alguien. Claro no es un lenguaje cierto como una fórmula matemática, pero generalmente se consideran varios indicios antes de sacar alguna conclusión. Nuestro programa contiene una sección completa dedicada al lenguaje del cuerpo y tenemos en proyecto de ampliarla ulteriormente. Describiremos todos los gestos y las señales interpretables con su significado.

El lenguaje del cuerpo es un tema vasto, pero es muy interesante y tremendamente útil, vale la pena estudiarlo porque le servirá en la vida en general y será de rigor si quiere seducir bien. Un seductor puede ser un buen seductor también sin conocer el lenguaje del cuerpo. Pero conociéndolo será un gran seductor.

Cómo y dónde conocer.
www.pene-sano.com

www.soloporella.com