Síguenos:
Una buena alimentación está a la base de un buen estado de forma y de un buen aspecto físico, un elemento que un seductor debe cuidar siempre para asegurar al máximo sus posibilidades de éxito.

Alimentación del seductor

Las mejores prácticas para una alimentación sana

Con este título no queremos decir que un seductor tenga una alimentación específica que lo ayude a seducir mejor, obviamente esto no existe. Nos referimos más bien al hecho de que un seductor debe siempre cuidar su presencia, ya que el aspecto físico, aún sin ser el elemento determinante para una buena seducción, mantiene en todo caso su importancia y la alimentación es un elemento clave para mantenerse en forma y, en consecuencia, tener un buen aspecto.

Claramente aquí tampoco estamos hablando de dieta, ya que la nutrición es una ciencia compleja, además que cada dieta debe ser personalizada por cada individuo, no existen dietas generales para todo el mundo.

El tema de este artículo es que existen buenas costumbres de alimentación que deberían tomarse en consideración más allá que cualquier dieta y hasta antes de considerar cualquier régimen dietético. En otras palabras, estas buenas prácticas de alimentación están a la base de cualquier buen programa dietético.

¿Nunca le ha pasado de sentirse cansado después de comer al punto que la única cosa que desea es dormir o tomarse una taza de café bien fuerte? ¿Usted es de aquellos que después del almuerzo tienen la costubre de dormir la siesta antes de volver al trabajo? ¿No es más bien desagradable sentir este cansancio después de una comida?

La respuesta es que no es sólo desagradable, es también insaludable. Si usted tiene estas costumbres sepa que son las peores que se pueden tener y que todo esto depende de su manera de comer y de lo que come. Efectivamente, ¿usted se lo creería si le diríamos que existe una forma de comer que no sólo lo hará sentir en forma al punto de poder caminar un kilómetro, sino que también se reflejará positivamente en el físico, en su aspecto, en su rendimiento físico y sexual y finalmente en su confianza en sí mismo?

Y bien, en este artículo hablaremos exactamente de esto: de la alimentación eficaz para garantizar una perfecta forma física y sexual también después de los 30 años. Obvio, las malas costumbres alimenticias tienen un impacto negativo a todas las edades, pero los más jóvenes no lo sienten mucho porque tienen un metabolismo más rápido. En todo caso todos sienten el cansancio, también los niños, si comen de manera incorrecta.

Ante todo, ¿de qué depende el cansancio típico que sentimos después de una comida y de qué manera influye esto en nuestra figura?

Todo depende del equilibrio entre los carbohidratos, las proteínas y las vitaminas. Este no es un artículo especializado en dietética por lo tanto no nos detendremos en los detalles técnicos de la alimentación. Sólo nos limitaremos a decir muy generalmente que la pasta, el pan, los dulces, los tubérculos (como las papas), el arroz y todos los demás alimentos de este género son carbohidratos. La pasta, el pan y los dulces son carbohidratos simples, que se absorven muy rápido y rápido se convierten en grasa. Luego están los carbohidratos complejos que tienen más fibras y se absorven más lentamente. Por lo que son más saludables. Los granos y las carnes de todos tipos son en cambio considerados como proteínas. Y finalmente la familia completa de las frutas y de los vegetales son fuentes de vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes.

Todo lo que comemos es transformado en energía. Los carbohidratos se convierten en glucógeno (azúcar). Las proteínas son descompuestas en aminoácidos o transformadas en grasa, si se comsuman en exceso. Mientas que de las frutas y de los vegetales se saca una cantidad menor de glucógeno y una más grande cantidad de vitaminas y minerales necesarios al organismo, pero también azúcares de absorpción lenta (por lo tanto más sana).

Por lo general los productos a base de harina integral son superiores a los que son basados en harina blanca, ya que tienen un índice glucémico más bajo y son ricos en fibras. Las carnes son superiores a los granos porque estos últimos no tienen un espectro aminoácido completo. Y los vegetales son superiores en vitaminas y minerales a las frutas, la cual tiene un mayor número de azúcares, como hemos visto (claro hay excepciones, los agrumes tienen mayor cantidad de vitamina C respecto a los tomates, por ejemplo).

Queda la grasa que es transformada en energía o convertida otra grasa y los lácteos, que son ricos en calcio y otros nutrientes y tienen cierto número de proteínas y minerales, pero se dice sean menos sanos con respecto a las carnes.

Esta descripción es obviamente muy básica, ya que el tema de la dieta, como hemos dicho al principio, es extremadamente complejo y requiere una especialización universitaria, ya que tiene que ver con la medicina, la bioquímica y la ciencia de la nutrición en general. No podemos por lo tanto pretender en un simple artículo, de explicar y demostrar todo. Sólo transmitir de manera simple y útil la esencia, especialmente ante la perspectiva del prófano. Si en cambio sus problemas de nutrición son más complejos o tiene un problema de salud como el diabetes o la hipertensión, entonces es imprescindible dirigirse a un experto.

Pues, ¿De qué depende el cansancio después de las comidas?

Hemos visto como todo al final se convierte en glucógeno, aminoácidos o vitaminas. Nuestro cuerpo tiene una capacidad limitada para almacenar energía, la cual se almacena generalmente en el hígado y en los músculos. Cuanto más nuestro metabolismo es rápido, más rápido quemamos esta energía. Cuando, en nuestra alimentación, consumimos un número excesivo de carbohidratos, obtenemos una cantidad excesiva de glucógeno, superior a la que nuestro cuerpo puede almacenar. ¿Qué pasa entonces? Liberar esta "azúcar" en sangre, equivaldría a intoxicarse. Nuestro cuerpo por lo tanto, que es inteligente al fin, dispone de la solución: el páncreas produce una hormona llamada insulina que convierte el exceso de glucógeno en grasa, antes que este último intoxique la sangre. ¡Es por esto que nos sentomos cansados! La azúcar está invadiendo nuestro organismo y nuestro cuerpo está luchando para que esto no suceda. En los diabéticos, el páncreas no funciona correctamente y por lo tanto no produce una cantidad suficiente de insulina. Claro algunos casos de cansancio se deben a alergias hacia ciertos alimentos y otros problemas. Pero generalmente nos sentimos cansado porque consumimos demasiados carbohidratos.

Al final, si no somos diabéticos, todo vuelve a la normalidad: el exceso de glucógeno ha sido convertido en grasa, nuestra barriga es más pronunciada si somos hombres o tendremos más celulitis si somos mujeres. Realmente es posible subir un kilo en grasa en un solo día, pero ¿cuánto hay que cansarse para quemar este mismo kilo? ¿Y por qué es tan difícil reducir el exceso de peso?

El cuerpo transforma el exceso de energía en grasa no sólo para defenderse del riesgo de contaminarse, ¡sino también para tener suficientes reservas de energía en caso de falta extrema! Recuerde que en la época prehistorica, el hombre vivía en las cavernas y comía sólo cuando lograba cazar un buen botín, o encontrar fruta o verdura en el ambiente.

Obviamente, siglos de evolución han hecho que el cuerpo esté preparado a enfrentar largos periodos de ayuna. ¿Qué pasa cuando no comemos? Lo primero que perdemos son los músculos, ya que es de ahí que el cuerpo saca las primeras provisiones energéticas. El cortisol, que es la hormona inversa a la insulina (y se libera también cuando dormimos poco o vivimos situaciones de mucho estrés), descompone las proteínas de nuestros músculos y las convierte en glucógeno en caso de falta de alimento. ¡Sólo cuando no hay más músculo de donde sacar energía, el cuerpo le mete mano a la grasa!

Por esta razón la ayuna no es una solución cuando queremos adelgazar. Se recomienda de comer siempre algo cada 4 horas. ¿Por qué? Es como tener una cuenta en el banco. Cuando tenemos ganancias, dejamos en la cuenta sólo una parte y gastamos todo el resto sin preocuparnos. ¿Pero que pasaría si le dijeran "A partir del mes que viene, sólo ganarás un tercio o la décima parte de lo que has ganado hasta hoy"? Sucede que en vez de gastar dinero, usted empezará a reunirlo, a economizarlo, cada nueva ganancia que tenga, la pondrá en la cuenta en vez de ir de compras.

Con su cuerpo ¡pasa exactamente lo mismo! Si usted almuerza a las 3 de la tarde sin haber desayunado o si lo hace habiendo desayunado sólo un dulce a las 8 de la mañana, ¡hace más de 12 horas que usted no comió nada que valga la pena! ¿Qué pasará en la comida siguiente? Todo lo que comerá, se convertirá en grasa, ¡aunque sólo coma un plato de ensalada! ¡Garantizado! Su cuerpo economizará energías en vez de gastarlas. ¡Y se sentirá más cansado que nunca!

Su cuerpo es más inteligente de lo que usted imagina

Efectivamente, a su cuerpo no le importa nada de aumentar 5 centímetros de masa muscular en los próximos 3 meses y tener un brazo que lucir. A su cuerpo lo único que le importa es sobrevivir. Por lo tanto se compartará en función de la sobrevivencia y no en función de tener una figura atractiva. Se ha dicho que es posible vivir 40 días sin comer, mientras que no se puede sobrevivir más de 3 días sin beber agua. Estamos hechos así y para poder vivir 40 días sin alimento es necesario que nuestra grasa sea la última cosa en ser chapeada.

Como estar delgado y musculoso

¿Cómo se puede tener músculos sin grasa y no cansarse después de comer? Ante todo reduciendo lo más posible el consumo de carbohidratos (no eliminarlo porque se corre el riesgo de caer en los peligros de las dietas cetogénicas), preferir los que son integrales, dar la prioridad a los alimentos con un índice glucémico bajo, y especialmente cero carbohidratos después de las 4 de la tarde.

Se debe comer cada 4 horas. El desayuno debe ser rico en proteínas y carbohidratos integrales que le darán energía sin cansarle. En alternativa al pan integral puede comer cereales o avena (que es mejor aún). ¡Elimine para siempre los desayunos pobres como el dulcito con el cappuccino!

Comer un plato de espagueti en el almuerzo o una hamburguesa es a veces inevitable. Es más, es bien hacerlo de veces en cuando, ya que tenemos que variar la dieta, sino corremos el riesgo de constiparnos y de tener otros problemas. Si comemos un plato de macarrones, evitemos simplemente comer un platazo. Limitémonos a rellenar de penne o de macarrones crudos una jarra de té y luego hervirlos, esta es la medida correcta. Cada comida debe ser acompañada por vegetales, antes o después. Si comemos frutas, debemos comerla antes de la comida y no después. Además tenemos que descartar cualquier postre, comer algo dulce después de almuerzo es la más grande tontería que podría hacer. Una taza o dos de café son lo ideal, después de almuerzo, per ¡sin azúcar! El café descafeinado no tiene sentido alguno porque la única cosa buena que le sacamos al café es precisamente la cafeína. ¡Y el café es cafeína pura! Lo que se debe evitar es la azúcar, no la cafeína.

Obvio, una vez a la semana se recomienda hacer lo contrario. Comer todo lo que le entra en ganas, sin preocuparse. Esto para evitar que el cuerpo se adapte a una dieta demasiado rígida provocando rechazos, o la consecuencia que la dieta deje de hacer efecto.

La merienda debe ser sobre todo protéica y puede ser similar al desayuno.

Por la cena límitese sólo a un plato de proteínas y a las eternas verduras, que nunca deberían faltar, especialmente mixtas, de todos los tipos, incluyendo también los pepinos, las zanahorias, los tomates, el perejil, el apio (que también aumenta los feromones sexuales) y ¡la albahaca!

El bilán

Estas son las directivas generales de una dieta correcta. Comiendo de esta manera y haciendo deporte casi todos los días, puede estar seguro que siempre se sentirá en forma, también en edad avanzada y su cuerpo se lo agradecerá, conservando una buena figura y asegurando el máximo del rendimiento físico en todos los sentidos.

Ahora usted tiene todo lo que le sirve para transformarse en un super hombre y no tener más problemas de barriga o de mala forma. Eche a la basura todas las revistas de dietas que fracasan en tres meses y no le haga caso a lo que ve en la televisión.

Coma equilibrado y haga deporte, haga la dieta sólo si es necesario. Recuerde que lo que hemos indicado hasta ahora no es una dieta. Sólo son buenas prácticas de alimentación. Sólo después que habrá aprendido a seguir estas directivas, si será necesario, puede dirigirse a un dietólogo. Es todo, de esta manera, a menos que tenga problemas específicos de salud o del metabolismo, ¡siempre estará en forma y en buena salud!

Vencer el temor de seducir

Agrande su pene con técnicas 100% naturales



Programa de sexualidad femenina para las mujeres y los hombres que las aman