Síguenos: Facebook Twitter Google Plus
 
Este artículo forma parte de nuestra guía práctica de seducción.

¿Cómo seducir a una chica en la calle?

La calle es uno de los terrenos de juego más difíciles para la seducción, ya que comporta un gran número de dificultades.

Ligar en la calle

Seducir a las mujeres es a veces fácil, pero existen terrenos de seducción que no son nada sencillos. Uno de estos es la calle, que es el contexto de seducción más abierto, pero al mismo tiempo permanece minado de dificultades.

Seducción en la calle y en los lugares públicos en general

En realidad, cuando hablamos de ligar con una chica en la calle, no estamos hablando sólo de la calle, también de la categoría de todos los demás lugares públicos. Un lugar público es un sitio frequentado por mucha gente que no se conoce, que comparte el mismo espacio por causa de intereses específicos. La gente que frequenta los lugares públicos nunca es la misma y no se repite. En esta categoría podemos citar los parques, los centros comerciales, los museos, las bibliotecas, las librerias, los ómnibuses, el metro, el tren (aunque si este último es un lugar fácil) y así sucesivamente.

Claro, hay lugares públicos que son más propicios que otros para ligar, ya que presentan mayores oportunidades naturales. Por ejemplo, la playa, a persar de ser un lugar público, es un terreno de seducción bastante fácil. El tren es otro contexto fácil. Las discotecas, los bares y los lugares nocturnos, son igualmente públicos, pero pertenecen a otra categoría de contexto de seducción, por lo tanto deben ser tratados aparte. De esto se habla en este artículo.

Pues, cuando hablamos de seducir a una chica en la calle, las mismas reglas que se aplican en este contexto, se aplican también en todos los demás lugares públicos. Hablamos de la calle para dar un ejemplo concreto.

La calle como terreno de seducción

Como ya se ha mencionado, la calle es uno de los terrenos de seducción más difíciles ya que el seductor tendrá que enfrentarse a una serie de dificultades que no dependen de él. He aquí algunos ejemplos:

  • A menudo no tiene un pretexto plausible para abordar a alguien, una situación natural. Por ejemplo, si estuviera en la playa, podría simplemente preguntarle "¿Cómo es el agua hoy? ¿Muy fría?". O si ella se acaba de acostar al sol, podría pedirle el favor de echarle un vistazo a sus efectos naturales mientras que usted se va a bañar. Al regreso, probablemente le sonreirá, o le dirá algo. La mayoría de las veces ¡ni siquiera tendrá que ser el primero en hablar! En suma, la playa le proporciona buen número de situaciones para abordar a una chica y hemos dado dos de ellas como ejemplo. ¿Pero la calle? Nada de esto es posible en la calle. Usted ve pasar a una chica que le gusta y no tiene ningún pretexto natural. Y esto es una dificultad.
  • Las mujeres tienen una desconfianza natural y tienden a no darle confianza a desconocidos. Es evidente que para decirle algo a una chica en la calle sin tener una situación natural con la cual contar, tendrá que ser atrevido y directo sin otra intención que la de ligar, no podrá disimular inicialmente su interés y se expondrá enseguida, la mayoría de las veces. Sus piropos tendrán que ser sorprendentes.
  • Ligando a una chica en la calle el seductor no podrá ni siquiera contar con su punto más fuerte: que la mujer lo conozca. Es difícil que una una chica se interese a un hombre sin conocerlo al menos un poco. En la calle, el seductor no tendrá ni eso a su favor.
  • La calle da una única oportunidad para seducir a alguien. ¡Si no actúa rápidamente, la mujer que acaba de pasarle por delante desaparecerá en unos segundos y no volverá a verla! Además, si no consigue llamar su atención enseguida, ni siquiera podrá contar con una reconsideración ulterior de su parte. Si usted logra seducirla, mejor así, de lo contrario fracasará y es todo.
  • La calle está llena de energúmenos, de seductores pesados y maleducados, hombres que no son exactamente románticos, chifladores cuya intención ni siquiera es de ligar, sino sólo de importunar. Y esto contribuye aún más a incrementar la desconfianza que las mujeres tienen hacia los desconocidos.
  • En la calle también tendrá un gran número de "rivales legítimos", o sea hombres que tienen respecto a usted un número de chances igual o superior. Una chica está regularmente acostumbrada a hacerse abordar por todo género de hombres, y estamos hablando de todas las chicas, no de las más guapas. Cada mujer debe enfrentarse a decenas de pretendientes al día y no sólo en la calle, sino donde quiera. Si por lo tanto usted actúa como todo el mundo, y en la calle tiene buenas posibilidades de actuar igual que todo el mundo, espérese a los mismo resultados que todo el mundo: ella ni siquiera le hará caso.
  • En la calle, las mujeres no sólo tienden a desconfiar de los desconocidos, sino tambien a no tomarlos en serio. Y esta es otra dificultad que tendrá que enfrentar.
  • Y como si no bastara, un hombre normal no se encuentra cómodo en la calle. Todos tenemos algo de que quejarnos a propósito de nosotros mismos y el hecho que nunca nos sentimos totalmente seguros es bastante normal. Portanto la dificultad no consiste sólo en encontrar algo que decir, sino en decirlo sin perder su propia naturalidad, que es a menudo el factor que más bloquea.

Ligar con piropos en la calle es sin duda difícil y seguro existen más dificultades de las que hemos mencionado, pero lo que no interesa más son más bien las soluciones que iremos estudiando aquí.

¿Por qué entonces ligar en la calle?

Seducción en la calle

Porque a pesar de las dificultades mencionadas y otras, es a menudo en la calle donde encontramos a las chicas más hermosas. La calle presenta un arsenal constante y renovado de mujeres de todos los géneros y bellezas. Si existieran pues técnicas que nos ayudaran a aumentar un poco nuestras posibilidades de ligar en la calle, sería fantástico.

Lamentablemente ningún método de seducción puede abrirnos todas las puertas todas las veces que queremos. Sería demasiado bonito y las cosas demasiado bonitas para ser ciertas nunca son realistas. No existe ningún método milagro, sino un número de trucos y una metodología a seguir permitiéndonos mejorar de manera razonable nuestras posibilidades de conquista.

Es evidente que en la calle la cosa más importante es destacarse de los demás, a pesar de no tener casi ninguna posibilidad de mostrar tan rápidamente cuán únicos somos.

¿Y entonces qué tenemos que hacer para seducir a una chica en la calle?

La primera cosa que usted debe realizar es que se encuentra ante dos elecciones posibles, dos caminos diferentes y usted debe encontrar el bueno interpretando la situación donde se encuentra.

De hecho, estos caminos son dos enfoques, uno indirecto y otro directo. Sólo la situación y el análisis objetivo de las posibilidades pueden determinar cuál es el mejor método. Estudiaremos cada uno de estos caminos.

El enfoque indirecto para seducir a una chica en la calle

Optar por un camino indirecto es encontrar una situación natural para seducir a una chica aún cuando esta situación no es tan evidente, sin por eso mostrar su interés, algo parecido al ejemplo que hemos hecho en la playa. La comunidad de los PUAs (pick up artists o artistas de la seducción, en español) llaman eso openings; de hecho, usted puede usar los openings de los puas para comenzar sus conversaciones. Hay muchos trucos disponibles en internet, incluso que hablan sobre temas que se pueden usar para hablar con las mujeres.

En todo caso el ejemplo de la playa representaba una situación natural de seducción, pero existen otras. Un lugar como la biblioteca, por ejemplo, puede dar lugar a varios pretextos y lo mismo se puede decir con el centro comercial, donde hasta puede abrir preguntando una opinión sobre un producto o hacer un comentario sobre un cóctel que ella está consumiendo. Si usted se encuentra con un amigo y mientras que hablan de algo ella se acerca, podría aprovechar y preguntarle una opinión sobre el tema de conversación que está teniendo.

La calle también puede proporcionar a veces pretextos para abordar de una manera que parece natural. Pero sigue siendo el terreno más difícil, ya que si la chica está simplemente caminando en la acera, hay poco que puede hacer, ya que ella no está haciendo nada concreto que pueda dar lugar a una conversación razonable.

Antes que todo, que entendemos por "situación natural"? La hemos mencionado en todo el artículo pero nunca lo hemos definido. Una situación natural no es sólo un contexto favorable para encontrar pretextos de conversación. Es también crear las condiciones que permitirán de hacerle creer que la situación es natural, o sea que la conversación era inevitable, un poco como cuando acabamos conociendo a alguien sin haber tenido esta intención inicial, por casualidad, como sucede a veces. ¡Esta es una situación natural!

Encontrar una situación natural es por lo tanto y sobre todo dar esta impresión: conoce a alguien sin que usted se lo esperaba. Es la mejor de las situaciones, a veces sucede precisamente así, usted la conoción sin haber premeditado el encuentro.

Lamentablemente estas situaciones ideales se producen muy poco en la vida y mucho menos con mujeres guapas. La mayoría de las veces, usted tiene que provocar que esto suceda, pero al mismo tiempo dando la impresion de que no fue provocado. Esto parece difícil a primera vista, pero es perfectamente posible.

Además el hecho de crear situaciones naturales le da la ventaja de no tener que exponerse demasiado rápidamente y poder conocer un poco más a la chica antes de lanzarse seducirla, así aumentará sus chances, ya que cuanto más una chica lo conoce, más usted tendrá posibilidades de gustarle.

Hay bastante lugares públicos donde las situaciones naturales pueden producirse, algunos son más fáciles que otros. ¿Pero cómo crear una situación natural en la calle?

A veces las cosas se facilitan por sí solas. Usted se cruza con una chica en la calle, ella le mira o le sonríe, usted aprovecha para arriezgar un saludo, pero esto no sucede muy a menudo. La mayoría de las veces la chica ni pensará en usted ni lo notará, entonces ¿qué hacer?

Primero que todo busque una situación natural. A veces estos pretextos se encuentran en la calle. No cometa el error de usar algo débil, como pedirle la hora o donde se encuentra una calle, estas entradas son demasiado flojas y una vez que usted recibe la información que pidió, se encuentra de nuevo en el punto de partida sin haber progresado un paso. Si ella no lo estaba mirando antes de que usted le pidiera la hora, tampoco lo hará después, la conversación morirá desde que le dirán que son las 5 de la tarde o las 11 de la mañana, o que avenida Cervantes se encuentra después de Plaza de Armas. Hay que encontrar algo más fuerte, algo que tenga como resultado una mayor implicación.

No siempre es posible encontrar situaciones naturales. Si usted es bastante observador y a pesar de todo no ha encontrado nada, hay fuertes probabilidades de que no haya nada. O puede ser que existe y usted no fue lo suficiente imaginativo para verlo. De una manera o de otra, el resultado es el mismo. O el pretexto no existe o no lo ha encontrado. Está fuera de juego y hay que adoptar otro método.

El método directo y rompehielo para seducir a una chica en la calle

A veces usará este método directo porque es el único posible, otras veces lo hará porque la situación le inspira a actuar de manera más conforme a este estilo.

Este método presenta varias ventajas y una sola desventaja. La desventaja es que lo expone de manera inequívoca: esta hablando a esta mujer con el único objetivo de seducirla, no está buscando un pretexto indirecto, no está disimulando su interés o haciendo creer que el encuentro era inevitable. Está iendo directo al grano, pero sin ser grosero.

¿Cómo se puede ir directo al grano y al mismo tiempo tener maneras? Es simple, evite epitetos vulgares y referencias sexuales directas, sea más eficaz que persistente (o insistente) y apúnte todo sobre la originalidad o la comicidad de lo que dirá, haga de manera que lo que usted dirá sea absolutamente nuevo para ella. ¿Su objetivo? Decirle algo que nadie le ha dicho nunca, algo al mismo tiempo directo, emocional, original y singular. Su objetivo será también el de hacerla sonreir, de suavizar la situación y demostrar al mismo tiempo que usted es inteligente, determinado y sabe bien lo que quiere, que nunca tergiversa.

Antes de lanzarse tendrá que tener en la mente algunas cosas claras:

  • Debe hacer algo, porque si no hace nada "ya es no", y lo peor de lo que usted puede hacer es dejar de hacer. Por lo tanto ¿qué espera? ¡En la calle usted no tiene nada que perder y todo que ganar!
  • Hay que ser sincero al punto de desconcertarla, pero su sinceridad se vuelve ideal si también logra ¡hacerla reír!
  • Hay que ser totalmente original, lo que le dirá, ¡nadie se lo ha dicho nunca!
  • Cuanto más usted sazona sus piropos o sus observaciones autoirónicas, mejor será.
  • Debe ser atrevido pero nunca al punto de ser vulgar o demasiado insistente. La insistencia no juega a su favor cuando no hay confianza y en la calle ¡nunca hay confianza!

Los 10 ejemplos de piropos ingeniosos

Aquí algunos ejemplos de piropos ingeniosos, algunos de ellos son más eficaces según la forma de decirlos. No se trata necesariamente de frases de amor, a veces es suficiente lograr hacerla reír de alguna manera, decir algo astuto con el objetivo de intrigar enseguida su atención. Estas frases pueden ser de todo tipo y ser acompañadas por cualquier intención, por lo tanto la lista no será obviamente completa, pero el objetivo no es listar todos los piropos existentes.

El arte de crear piropos

Algunas de estos piropos los hemos formulados nosotros, otros han sido tomados de fuentes existentes. Pero lo más importante que debe comprender es que se trata de ejemplos que usted debe estudiar. Al final de cada ejemplo vamos a describir las ideas eseciales que están detrás y que le permitirán tener piropos basados en las mismas reglas y totalmente originales.

Ejemplo 1 de piropos directos en la calle:

Suponga que entra en un mercado y se cruza con una vendedora que tiene los ojos verdes. ¿Por qué no pedirle que le regale uno cuando madure? (ojos verdes como los frutos que no están maduros, por lo que estamos suponiendo que sus ojos se volverán rojos y dulces). Empiece así:

« Hola, ¿cuando se te maduren los ojos me regalas uno ? »

Usted puede estar seguro que nadie le ha dicho nunca algo parecido, al mismo tiempo absurdo, cómico y romántico (por lo tanto puede contar con lo absurdo, lo cómico y lo romántico en otras frases que le vendrán en la mente con otras chicas según las circunstancias). Es el efecto que quería producir. Ella sonreirá, su piropo no será cierto suficiente para seducirla, pero acaba de romper el hielo, ¡ahora sólo debe comenzar a seducir como lo haría en cualquier otra circunstancia!

Ejemplo 2 de piropos directos en la calle:

Suponga que usted anda en coche de noche y salen chicas de algún lugar. Usted se acerca y dice a una de ellas:

« Hola, ¿Quieres un taxi? »

« No. »

« ¿Y un taxista? »

Estas chicas se esperaban una propuesta de taxi y como usted probablemente no es un taxista profesional, probablemente le dirán que no, pero ¿quién se iba a esperar una propuesta de taxista? Es ahí que está la esencia cómica de este piropo: decir algo totalmente esperado, sólo para terminar con algo de totalmente inesperado.

Ejemplo 3 de piropos directos en la calle:

Usted acaba de conocer a cualquier chica de cualquier lugar y le dice:

« Hola, ¿por casualidad te llamas Alicia? »

Sorpresa. Ella pensará que usted se está confundiendo con otra y honestamente le responderá:

« No, ¿por qué? »

« Porque una mujer como tú sólo puede venir del país de las Maravillas »

Aquí la esencia está en el hecho de confundirla, haciéndole creer que se está equivocando de persona, para luego sorprenderla con un piropo totalmente inesperado. Reflexionar acerca de lo que está detrás de estas frases le ayuda a encontrar otras frases que producirán un efecto parecido, ya que se basará en el mismo tipo de equivocación.

¿Y si ella se llamara Alicia de verdad? En este caso pasaría a una rutina que los pickup artists llaman cold reading, lectura en frío. ¡Acaba de adivinar su nombre y resultará como un mago ante ella! Acaba de producir un efecto aún más poderoso. ¡He aquí como un piropo pasa a ser una abertura estilo pua!

Ejemplo 4 de piropos directos en la calle:

Usted está ronzando por cualquier lugar y de pronto ve a una chica toda vestida en rojo. Y usted se asombra exageradamente con:

«¡¡¡¡¡Oleeee quiero ser torero!!!!!»

Y podría añadir, si ella tiene falda, que le gustaría ver un efecto Marilyn haciendo referencia a la escena celebre donde el viento de una rejilla levanta la falda de Marilyn Monroe (una vez más, estamos hablando de una falda que se levanta como si estuvieramos asistiendo al efecto Doppler, es decir está confundiendo un efecto científico con algo sensual como una falda que se levanta).

Aquí la esencia está en el hecho de observar un detalle de ella o de su manera de vestirse y aprovechar para decir algo original y cómico. Verá otros ejemplos del mismo estilo.

Ejemplo 5 de seducción directa en la calle:

Acaba de encontrar a una mujer y por casualidad intercambia algunas frases con ella. Luego de haber conversado un poco, de pronto termina diciendo:

« ¿ Crees al amor a primera vista o quieres que pase otra vez ? »

Note que si usted comienza directamente con el piropo no sería tan eficaz, porque pierde el factor sorpresa. Cuando dice esto directamente, puede ser simplemente un molestador que puede decir cualquier cosa, generalmente frases similares. Pero si comienza con un propósito normal, hasta banal y de pronto le sale algo así, el efecto sorpresa será redoblado. Evidentemente no le dirá esto a una mujer que lo está tratando de manera neutra o que no le muestre ningún interés. Lo dirá sólo si nota enseguida que tiene cierta química con esta mujer. No puede decir algo así sin razón.

Por lo tanto aquí la esencia es la de mezclar la absoluta banalidad (preparar el elemento sorpresa), para luego irromper con algo audaz pero sorprendente.

En el programa explicaremos las razones científicas que están detrás de estas reacciones y por qué el factor sorpresa es tan eficaz para llamar la atención de alguien (el área de Broca del cerebro es directamente responsable). Salvador Dalí decía que la mejor forma de llamar la atención era la de provocar. En efecto, nada llama más la atención que las provocaciones o las sorpresas. La provocación no le sirve, evidentemente, en este contexto. Pero ¡la sorpresa es su mejor aliada! Portanto, cuando usted no puede provocar, ¡soprenda! Se trata aquí de una noción de gran valor que estamos dando gratuitamente.

Ejemplo 6 de seducción directa en la calle:

Usted pregunta de pronto:

« ¿Estás cansada? »

«No, ¿por qué?», responde ella intrigada.

« Porque desde que te vi no paras de dar vueltas en mi cabeza. »

Aquí la esencia está en el hecho de decir algo de sentido figurado como si fuera concreto y real para hacer un piropo eficaz. No es lo mismo cuando decimos directamente que hace dos horas que ella nos voltea en la cabeza o que nos marea. ¡Aquí estamos dando por seguro que nos está concretamente volteando en la cabeza, por lo tanto le preguntamos si está cansada como si usted realmente lo creyera! De esta forma hemos transformado algo absolutamente común (nos marea, nos voltea en la cabeza) en un piropo sorprendente, intercambiando adrede el sentido figurado con el concreto.

Ejemplo 7 de piropos directo en la calle:

« Soy gay, pero desde que te vi he empezado a dudar. ¿Me ayudas a cambiar? »

Note que esta frase puede decirse igualmente en un chat, es sólo un piropo chistoso en general que no esconde efectos especiales en la dialéctica. Basta sólo con tener un poco de imaginación.

Ejemplo 8 de piropos directos en la calle:

Está en un lugar cualquiera y le sucede que encuentra a una chica con una camisa de cuadros (parecida a un tablero o similares). Primero habla de cualquier tema banal, pide cualquier información, pero de repente le dice:

« Quisiera jugar a ajedrez contigo ».

Aquí también el elemento sorpresa hace que el piropo, aparte de ser picante, sea también sorprendente, asombroso. Y una vez más, se trata de notar un detalle y aprovechar para decir algo original o cómico.

Ejemplo 9 de piropos directos en la calle:

« Dime como te llamas que por navidad te quiero pedir a Santa Claus. »

Pregunte esto en vez de preguntar el mismo "¿Cómo te llamas?". Una vez más se trata de convertir la absoluta normalidad en algo absurdo o sorprendente.

Ejemplo 10 de piropos directos en la calle:

Aquí algunas frases simplemente rompehielo, a lanzar en cualquier circunstancia:

« No serás la Virgen María, pero estás llena de gracia ».

O también:

« Ahora puedo volverme ciego, porque acabo de ver la cosa más hermosa del mundo ».

O también:

« ¡Que linda! ¿¿no tendremos algún amigo en común que nos pueda presentar?? »

O también:

« Si tu fuera la luna y yo el sol, juntos haríamos una eclipse de amor ».

Volviendo a la teoría...

Hemos visto en las varias "esencias" el maldito truco decisivo que contienen los piropos para encontrar frases absolutamente originales utilizando el mismo juego dialéctico. Es decir, en estas esencias, debe saber ver la receta para encontrar sus propias frases y no simplemente repetir las que ha visto aquí. Resumiendo, hemos estudiado los siguientes efectos de la retórica, de la dialéctica y de la comicidad:

  • Tratar de decir cosas absurdas partiendo de cosas naturales y evidentes (por ejemplo confundir el fenómeno color-madurez de los frutos con el de los ojos).
  • Decir algo totalmente inesperado después de haber dicho algo totalmente esperado (primer recurso del factor sorpresa).
  • Desorientar a alguien haciéndole creer que se está confundiendo para sorprender con un piropo inesperado y común al mismo tiempo (en el ejemplo de Alicia, todo el mundo conoce el cuento pero a nadie se le ocurriría suponer que una mujer se llame necesariamente Alicia por venir del país de las Maravillas).
  • Aprovechar de un detalle o de una circunstancia (el vestido rojo, la camisa de cuadros) para decir algo cómicamente romántico.
  • Utilizar el factor sorpresa para transfirmar una frase pícara en un cumplido sorprendente (segundo recurso del elemento sorpresa, ejemplo del amor a primera vista).
  • Confundir el sentido figurado con el concreto para transformar una expresión común en un piropo que asombrará (dar vueltas en la cabeza).
  • Explotar algo totalmente ordinario y mezclarlo con un cuento o un mito bien conocido para confundir perversamente los conceptos creando un piropo sorprendente (por ejemplo preguntar el nombre para pedir la mujer a Santa Claus o decirle que está llena de gracia aunque no sea la Virgen María).
  • Utilizar de manera cómica el descaro absoluto para forzar algo que es totalmente fuera de lugar y creérselo de verdad (por ejemplo el caso de preguntar si tienen amigos en común que los puedan presentar como si para conocerse fuera absolutamente necesario tener amigos en común).
  • Utilizar elementos banales de la naturaleza para crear piropos románticos ingeniosos (la eclipse de amor, la ceguera después de haber visto la cosa más bella o compararse con el cielo y el mar, que de noche se confunden y de día se complementan, ejemplo no citato, pero útil).

La idea de base es imaginar frases que golpeen diciendo cosas que una mujer no esperaba. Naturalmente, usted tiene su estilo y sus piropos serán conformes a este estilo. Y puede hacerlo siendo cómico, caballeroso, autoirónico o haciendo avances. Esto es uno de los medios para llamar la atención de una chica y forzar oportunidades de conversación también cuando el contexto no lo permite.

Los trucos no terminan aquí. Existen maneras y técnicas por cada posible situación de seducción y los otros artículos no dejarán de enumerar, de manera detallada y exhaustiva, cada una de estas situaciones...