Síguenos: Facebook Twitter Google Plus
 
Este artículo forma parte de nuestra guía práctica de seducción.

La seducción en discoteca

A pesar de ser un lugar muy común, la discoteca es una verdadera tierra desconocida para el seductor en hierbas. Es uno de los terrenos de seducción más difíciles.

Como ligar en la discoteca

¿Se puede seducir en la disco?

Como hemos dicho en la introducción a este artículo la discoteca es un escenario de seducción que no es nada fácil. A pesar de ser el lugar más usado para salir a ligar, sigue siendo uno de los más difíciles en absoluto, por lo menos si es prófano. No sólo por ser un lugar público, como la calle o el centro comercial, sino también porque usted se encontrará a menudo en un local cerrado, con una música altísima y por lo tanto una imposibilidad de comunicación sin el uso del megáfono y, como si eso no bastara, también estará rodeado por rivales que están ahí por las mismas razones.

Aparte eso, hay que llegar con un estado de ánimo apropriado de diversión, o sea hay que ser divertido y eventualmente saber bailar para aumentar sus chances aún más y esto no todo el mundo sabe hacerlo. A pesar de todo, la discoteca presenta también ventajas y condiciones de juego que usted no encontrará en otros lugares públicos.

Inútil decir que la discoteca es también un lugar específico que forma parte de una categoría de lugares. Por ejemplo, un bar o un centro nocturno son semejantes a la discoteca, pero aquí hablaremos especialmente de ella, ya que es el lugar más típico y también el más frecuentado por los que salen para ligar.

Algunos trucos para ligar en una discoteca

Cómo seducir en la discoteca

La preparación

Para ligar en una discoteca, debe estar bien preparado, tanto desde el punto de vista físico como de la actitud. Vístase cómodo, no hay nada peor que entrar en un lugar nocturno y sentirse como un pez fuera del agua. Especialmente si usted no tiene la costumbre de frequentar estos lugares, es una trampa que debería evitar.

Intente vestirse también de manera que se sienta fresco y no incómodo. Utilice un buen antisudorifero y algunas gotas de perfume, que nunca está de más. Utilice caramelos mentolados para tener siempre un aliento fresco, ya que en la discoteca hablará siempre a una chica desde una posición muy cercana y nada es peor que hablar con alguien de tan cerca teniendo el aliento malo. Mejor aún, prevenga cualquier riesgo, coma perejil como postre, ¡es increíble como el perejil tenga la capacidad de neutralizar cualquier malo olor directamente a nivel de estómago!

Traiga consigo algún preservativo, nunca se sabe como terminan las cosas. Hay bastante jóvenes que utilizan píldoras de la virilidad sólo para aumentar su rendimiento en la cama. Si usa este género de producto, hágalo con moderación evitando también beber en exceso o mezclar estos medicamentos con otros. Evite sobre todo las drogas o las sustancias excitantes, si su objetivo es ligar. Si bebe, no exagere,necesitará de toda su lucidez de espíritu para poder seducir convenientemente.

Hay que tomar todos estos factores en consideración desde antes de concebir una salida en discoteca con el objetivo de ligar.

¿En cuál discoteca ir?

La elección del lugar es también importante para asegurarse todas las probabilidades de éxito. Primero que todo el lugar no debe estar muy lleno, no sólo por las limitaciones de movimientos, sino también porque tendrá un mayor número de rivales. Prefiera un lugar donde hay gente, pero no demasiada. Intente elegir sitios donde haya más probabilidades de encontrar chicas, por ejemplo las barras abiertas o los lugares donde la entrada de las mujeres es gratuita. Evite las discotecas que sólo aceptan parejas o que lo obligarán a vestirse de una manera que lo haga sentir incómodo (por ejemplo los lugares que imponen un vestir muy formal y su estilo es más bien deportivo). Evite igualmente los lugares temáticos, especialmente aquellos que no se adaptan a sus preferencias.

Prefiera lugares que están cerca de su casa, esto le facilitará el trabajo en caso de que encuentre una chica y quiera llevársela. Finalmente, evite los lugares donde la entrada es muy cara, no sólo porque gastaría más dinero inútilmente en caso de fracaso, sino también porque en un lugar caro, las mujeres son más exigentes y tendrán mayores expectativas a la hora de usted ofrecerle un trago. Escoja un lugar caro sólo si realmente le gusta este lugar, independientemente de sus acercamientos. Al mismo tiempo, evite también los lugares demasiado baratos, ya que ahí encontrará siempre más gente, especialmente más rivales.

La elección de la discoteca debe por lo tanto ser juiciosa y también conforme a sus gustos y objetivos. Generalmente los lugares al aire libre son preferibles, ya que permiten una mayor facilidad de comunicación y también están menos llenos, disponiendo de mayor espacio.

En general es mejor frecuentar una discoteca bien conocida en vez de ir a ciegas, un lugar familiar no le dará sorpresas y le permitirá concentrarse únicamente en su objetivo. A veces es preferible salir dos o tres veces a la misma discoteca antes de comenzar a intentar acercamientos.

¿Solo o en compañía?

En una discoteca es siempre mejor ir con uno o varios amigos. Esto ayuda a no hacer el papel del pez fuera del agua. Los hombres que van solos de un lado al otro de la discoteca como si estuveran abandonados por el mundo o que pasan dos horas sentados en la barra con su cerveza en la mano inspiran mayor desconfianza en las mujeres y pierden todo su interés. Automáticamente pasan por ser unos perdedores.

Si en cambio usted está con un amigo, estará en una zona de confort más amplia, este amigo podrá contar con la ayuda de usted o usted con la suya a la hora de acercar a alguien.

Aún más eficaz es si, en vez de estar con un amigo, está con una amiga. Las otras mujeres notarán rápidamente que usted no está en pareja y si demuestra que sabe ser amigo de una mujer guapa, esto las tranquilizará y acabará con hacer de usted un personaje más interesante.

La discoteca implica también ventajas

En efecto, una discoteca permite acercamientos que normalmente no serían posibles en otros lugares. En la discoteca, puede acercarse a una mujer mucho más que en la calle o en otro lugar público, además se encuentra en un contexto de diversión, donde es más normal dejarse ir. Y como si no bastara, las mujeres siempre beben con placer en una discoteca y son más libertinas que en general, dejando caer muchas inhibiciones.

¡Todo el mundo va a la discoteca para ligar! En este contexto siempre verá a chicos que se acercan a las chicas y logran ligar con ellas. Comunicar verbalmente es importante, pero en una discoteca no es lo más importante. Es el único lugar donde podrá acercarse a quemarropa a una chica y comunicar tan solo con las miradas o con los gestos, por ejemplo usted podría bailar directamente con ella sin decirle nada. Las chicas van a la discoteca para divertirse, no hay nada malo por lo tanto en querer compartir la diversión, esto le evitará igualmente a usted de tener que exponerse demasiado pronto, ya que puede bailar con alguien sólo con la intención de divertirse y nada más. Por eso bailar y saber bailar es importante.

La discoteca es por lo tanto un lugar que comporta condiciones y circunstancias de seducción únicas y se pueden difícilmente encontrar en otros ambientes.

Su objetivo es por lo tanto sacarle provecho a estas ventajas, olvidando las desventajas. Debe sentirse positivo, en conexión y en sintonía con el ambiente, ser parte integrante de él y esto no es difícil después de haberse bajado un par de líneas de alcohol y haber bailado un par de temas.

El alcohol no es la única cosa que, si consumida razonablemente, le ayuda a hacer caer las inhibiciones naturales, sino el mismo hecho de bailar lo hace, derrite las tensiones con las cuales vive normalmente. La danza en sí es una especie de opio, en el sentido que relaja y le ayuda a sintonizarse con el ambiente. Por lo tanto después de haber bebido algunas copas y haber bailado par de veces, ya está calificado para ser parte del lugar y todo se volverá más fácil. Mucho más fácil que permaneciendo todo el tiempo sentado en la barra bebiendo cerveza como un tarado y un disadaptado.

La seducción en discoteca debe ser rápida

Seducción en la discoteca

En efecto, olvídese de conversar con una chica en una discoteca para pedirle su teléfono y salir con ella otro día. Se encuentra en una situación de complicidad mutual en la cual todo es posible en el momento en qué se divierte junto con ella. No es lo mismo cuando la emoción se enfría el día siguiente.

En una discoteca, hay que actuar rápidamente y golpear cuando el hierro está ardiendo. Hay que tratar de concluir enseguida. Después que una chica ha bailado varias veces y ha compartido varios tragos, aún sin haber conversado mucho, usted puede tratar de besarla, de apretarla mientras baila con ella, de abrazarla, esto será más fácil que en circunstancias normales. Hay que aprovechar de la fiebre y de la emoción del momento para golpear. Si ella no quiere, simplemente lo rechazará sin muchas historias. Pero ¿y si quiere? Pues vale la pena intentar.

Recuerde que en la discoteca, si comparte la diversión con una chica, usted estará casi siempre muy cerca de ella, por lo tanto de ahí a caer en un beso de repente sólo hay un pasito. Esto no quiere decir que siempre logrará su intento, sólo que estas situaciones le darán buenas posibilidades. Además si ella lo rechaza, usted no tendrá nada que perder, el día siguiente ella ni se acordará de eso.

Generalmente la mayoría de los encuentros en la discoteca están destinados a ser y a quedar sólo aventuras que difícilmente tendrán una continación, aunque si todo es posible. Su objetivo principal en este contexto es sacarle provecho al momento y concluir lo más rápidamente posible. Una vez que logrará besar a una chica y ésta le habrá dado su teléfono (después del beso, no antes), tendrá mayores posibilidades de que haya una continuación.

Y una vez que logró su objetivo, una vez que irá a la cama con ella, ¿qué importa lo que suceda después? ¿Qué importa si el día siguiente ella tendrá reflexiones muy sabias acerca de usted y decidirá cortar la relación, habiendo sido ésta sólo un momento de debilidad? Si ella no quiere seguir no es su culpa, pero por lo menos habrá tenido lo que quería sin perder su tiempo.

Por esto la discoteca, a pesar de sus dificultades y sus inconsistencias, queda un lugar abierto a varias oportunidades de encuentros. Es un terreno muy difícil cuando no sabemos cómo proceder, pero en cuanto tengamos la costumbre de frecuentar estos lugares y sacarle provecho, podemos hacer varias conquistas y al final, nuestro arsenal seductorio será aún más enriquecido.

La discoteca es portanto uno de estos terrenos que son a menudo bien lejos de su zona de conforto. Pero una vez que habremos aprendido a sacarle provecho, queda una oportunidad adicional para ligar. Hay otras situaciones y terrenos de juego donde los acercamientos son específicos y requieren un poco de trabajo. Y nuestra guía de seducción está ahí para responder. Cada situación será descrita en nuestro estilo acostumbrado, de manera muy detallada y completa. Aún tenemos muchas situaciones que describir y bastante técnicas que ilustrar.