Síguenos: Facebook Twitter Google Plus
 
Este artículo forma parte de nuestra guía práctica de seducción.

Seducción en la escuela y en el trabajo

La seducción en la escuela, en el trabajo o en un pequeño pueblo, es una de las situaciones más naturales, ya que le permite de frequentar a varias mujeres de manera regular, pero en cambio, no destacan al seductor.

Seducir en la escuela o en el trabajo

Cómo se liga en la escuela

Como hemos indicado en el texto de introducción a este artículo, todos estos lugares no son más que etiquetas para designar un contexto común. Poco importa si usted es compañero de escuela, universitario, vecino o colega de trabajo. Es el mismo contexto de seducción: el del lugar semipúblico restringido. Existen lugares semipúblicos abiertos, como el gimnasio, donde todo el mundo se ve pero no se conoce necesariamente. Mientras que en un lugar semipúblico restringido, todo el mundo se conoce, por lo menos de vista. Cualquier lugar donde tendrá "compañeros" o "colegas" es un lugar semipúblico cerrado (o restringido). Y es de este género de lugares que hablaremos en este artículo.

Seducir a las colegas o a las compañeras

Hemos elegido el nombre "escuela" porque es el más representativo y típico del ambiente que vamos a describir, además este tipo de seducción es clásico. En realidad poco cuenta donde usted se encuentra exactamente. Cada vez que es cuestión de seducir a compañeras o a colegas que lo conocen, al menos superficialmente, estamos hablando de un contexto semipúblico cerrado, que implica técnicas de seducción específicas que no son las mismas de las que se usan en la calle, en la discoteca o en el gimasio, por ejemplo.

Seducir a las compañeras es natural, pero difícil

Seducción en la escuela

Ya que cuando pensamos a una situación de seducción natural, el primer contexto que nos viene a la mente es algo así como la escuela. A menudo elegimos cursos o situaciones de trabajo con el objetivo de conocer o seducir a alguien. Se trata por lo tanto de uno de los contextos más naturales para la seducción. Pero no crea que sea fácil. A pesar de su naturalidad, este contexto está minado de dificultades.

Ante todo no es una buena idea la de elegir un lugar semipúblico cerrado con el objetivo exclusivo de ligar, a menos que no tenga nada que hacer en la vida. La seducción, en este género de contextos es una opción, una eventualidad, no un objetivo.

Usted encontrará en este contexto dificultades parecidas a las que se observan en el artículo sobre seducción en el gimnasio: en un entorno donde la gente lo conoce y lo ve a menudo, olvídese de explotar las fantasías de la aventura con el desconocido y más bien elija con cuidado, ya que tampoco podrá buscarse una reputación de Don Juan, algo que lo afectaría aún más que en el gimnasio.

Como hemos visto en el caso del gimnasio, las mujeres evitan tener aventuras con hombres de su entorno ya que corren el riesgo de ser consideradas como chicas "fáciles" por colegas o compañeros. Por esta razón, las mujeres son más propensas en tener aventuras en lugares donde nadie las conoce y con hombres que nadie de su entorno conoce.

Tipo de seducción en la escuela

Es importante subrayar que en la escuela, en el trabajo o en cualquier otro lugar semipúblico cerrado, es a menudo cuestión de seducción de largo alcance.

Seducción de corto alcance vs seducción de largo alcance

Nuestro programa trata dos tipos de seducción: la seducción de corto alcance y la de largo alcance. Ambas se distinguen no por sus objetivos, sino por su duraciones. Por ejemplo, se podría creer que una seducción de corto alcance sea para las aventuras y una de largo alcance para las relaciones serias. No es así. El tipo de seducción no tiene nada que ver con el resultado. Podemos usar una seducción de corto alcance para lograr una relación seria y una seducción de largo alcance para una aventura. Aquí "corto" y "largo" se refieren a lo que dura el acto de seducir, no al tipo de relación resultante.

Podemos seducir en un día o en tres meses, esto depende de las circunstancia, del tipo de mujer con la cual tratamos y del tiempo que tenemos a disposición para seducirla. Cuando una seducción dura meses es porque tenemos todo el tiempo para poder ponderar todas nuestras acciones y reacciones. Mientras que cuando la seducción dura sólo un día es porque no tenemos tiempo para demorarnos, ya que no tendremos muchas ocasiones de volverla a ver, por lo tanto debemos golpear rápidamente, directamente y sin rodeos.

Naturalmente la seducción puede ser de cualquier duración y no existe un límite neto entre "corta" y "larga". Hemos hablado de un día y de tres meses sólo para dar una idea, pero podríamos perfectamente hablar de una semana contra un mes o de tres días contra dos meses. Esto no importa, lo que importa es tener clara la diferencia entre seducción de corto alcance y seducción de largo alcance.

Finalmente la seducción de corto alcance es rápida y directa, mientras que la de largo alcance es más romántica e indirecta. Una es precipitada, la otra es progresiva, poquito a poquito y pasito a pasito. Ninguna de las dos es superior a la otra. El objetivo puede ser el mismo, pero la manera de llegar difiere y la elección entre las dos depende no sólo del contexto y del tiempo a disposición, sino también de la personalidad y del estado de ánimo circustancial del seductor.

Volviendo al tipo de seducción en la escuela...

En un contexto como la escuela, el trabajo o cualquier otro lugar donde tendrá compañeras y colegas, sucede que ve a un grupo de personas todos los días o casi durante un periodo prolongado de tiempo. No es como en el gimnasio donde alguien puede dejar de ir en cualquier momento. Se trata de un compromiso relativamente a largo plazo. Pues tiene bastante tiempo para tomársela con calma y generalmente el tipo de seducción que se adopta es la de largo alcance, ya que permite tantear bien el terreno, de ganarse más fácilmente la confianza de la chica que queremos seducir y sobre todo de proceder paso a paso, de manera a tener la posibilidad de exponernos sólo cuando nos sentimos seguros.

No es un problema de cobardía. Como hemos observado en otros artículos, en un lugar como éste sólo tenemos pocas balas. Tenemos por lo tanto que usarlas sabiamente. Es inútil exponerse y mostrar el propio interés prematuramente con una mujer que podría no correspondernos. Sería una bala perdida que hubiéramos podido utilizar de manera más efectiva con otra mujer. En los lugares semipúblicos cerrados, no podemos seducir a una mujer, luego a su amiga y luego a la amiga de su amgia y tampoco podemos abordar a tres mujeres al mismo tiempo, ya que terminaríamos con perder nuestro crédito.

Recuerde que las mujeres no aman a los seductores y a los Casanovas, porque en la vida real son hombres poco fieles, pero les gusta soñar con ellos; por lo tanto deje que sueñen y no que sepan.

Pues, en un contexto donde todo el mundo se conoce, hay absolutamente que seducir sólo a una mujer a la vez y esperar que pase cierto tiempo entre un intento de seducción y otro; de ninguna manera podemos jugar sobre el número. Hay que saber elegir con juício. Es por eso que la seducción de largo alcance es la más indicada, ya que siendo ella progresiva, le permite reducir los resgos de fracaso, ya que cada paso se haría sólo tras estar seguro del precedente. ¡Tiene el tiempo a su favory puede darse el lujo de elegir un juego lento!

Es poco frecuente seducir en la escuela, en el trabajo o en un peque;o pueblo con una seducción de corto alcance. Esta está indicada sólo en algunos contextos determinados, por ejemplo, durante una fiesta. O en un viaje en común o cualquier otra circunstancia que podría representar un cambio en la norma. Pero generalmente, no usamos la seducción de corto alcance para actuar en un contexto semipúblico cerrado.

¿Los demás deben saberlo?

Otra duda asociada con el contexto de la seducción como el de la escuela o del trabajo es preguntarse si es bueno que los demás estén al tanto o no de su relación. A fin de cuentas, usted acaba de ligar con una chica de su entorno, ¿los demás deberían enterarse?

Primero esto depende del contexto y del género de relación que tiene con sus colegas. En general mejor evitar de dar informaciones personales demasiado pronto y sin razón. No hay nada malo en querer que los demás sepan de su relación, pero no hace falta que lo sepan sin necesidad o cuando la relación no es aún sólida.

Además, si los demás conocieran sus relación, no le convendría personalmente, porque si ésta no llegara a consolidarse, una vez más perdería una bala. Por lo tanto, menos los demás lo saben, mejor.

Conclusiones acerca de la seducción en la escuela

¿Mejor ligar en la escuela o en otras partes? Generalmente donde se come no se caga. Por lo tanto siempre es mejor separar las cosas, si usted va a seducir, mejor hacerlo en lugares que no tengan nada que ver con su vida cotidiana, trabajo o estudio. De esta manera conservará la libertad de hacer lo que quiere y nadie se enterará con cuantas mujeres ha ligado.

Esto no siempre es posible. A veces hay mujeres que nos gustan realmente y forman parte de nuestro entorno. Por lo tanto es importante conocer todas las reglas aplicables en este contexto, ya que pronto o tarde podría necesitarlas.