Síguenos: Facebook Twitter Google Plus
 
Este artículo forma parte de nuestra guía práctica de seducción.

¿Cómo seducir por teléfono?

La seducción al teléfono no es un terreno fácil. Expondremos aquí todas las dificultades, pero igualmente las situaciones donde podemos servirnos de ella a nuestra ventaja.

Cómo seducir por teléfono

Hemos observado en el texto de introducción a este artículo que el teléfono no es un ambiente saludable para la seducción. Es, en efecto, uno de los peores terrenos de juego. Y esto no porque una chica sea más difícil de seducir por teléfono, sino porque, primero que todo, no tenemos como verificar que nos están prestando atención ni imponerlo y segundo porque nuestro poder de encanto por teléfono se ve horriblemente reducido.

Hay dos escenarios: cuando conocemos a la chica con la cual estamos hablando y cuando no la conocemos aún. Ambos son, sin duda, terrenos de seducción, tan malos el uno como el otro, sin embargo difieren incluso en el hecho de ser malos. Sin contar las desventajas comunes...

Seducir a una chica al teléfono cuano no la conocemos aún

Ligar por teléfono

Por qué no, esto sucede por muchas razones, por ejemplo:

  • Usted la conoció hace poco por internet y ella le acaba de dar su teléfono. Para encontrarse es sólo cuestión de conocerse mejor.
  • La misma situación, excepto que hay que esperar para el encuentro porque ella no está en la misma ciudad o país que usted. Existe el factor distancia.
  • Usted la conoció por casualidad, por teléfono encontró su voz atractiva y se siente curioso de conocerla.
  • Es una amiga de su hermana o de una amiga de usted.
  • Y así sucesivamente.

En estas situaciones, hay que tratar siempre de obtener el encuentro lo más pronto posible. A menos que usted tenga una voz absolutamente encantadora y le encante hablar por teléfono (y en estos casos tendría aún más ventajas que en persona), hay absolutamente que acortar el plazo y tratar de verla sin esperar. ¿Por qué?

En el programa y también en esta página, explicamos que las palabras que decimos no son la única forma de comunicación que tenemos. Nuestros gestos, nuestros olores, nuestros movimientos, nuestra manera de mirar, percebir y reaccionar, incluso nuestra manera de sentirnos, en breve, nuestra presencia concreta es transmitida a los demás. Cuando seducimos, por lo tanto, tenemos que hacerlo con toda nuestra persona y no sólo con nuestra voz o con las cosas que decimos. Y eso no lo es todo, es necesario también que los demás conozcan enseguida la totalidad de nuestro ser, ya que si una chica se interesa a nosotros por aspectos específicos, mientras que no conoce otros, siempre existe el riesgo de que, a la hora del encuentro, quede decepcionada por cosas que no conocía.

Por lo tanto no sólo tenemos que seducir, sino también hacernos conocer con toda nuestra persona, lo más rápidamente posible. Un problema similar se produce cuando conocemos a alguien por internet. Aunque en medida menos limitada, se trata del mismo problema, no podemos contar con todo nuestro ser para seducir, el internet puede ayudar, pero no es lo ideal.

Claro es normal hablar a una chica por teléfono cuando aún no la conocemos lo suficiente, especialmente cuando no la hemos visto aún. Aunque podamos consolidar este conocimiento con la ayuda de internet, sigue no siendo lo mismo. Portanto hay que conocerse lo más pronto.

Seducir a una chica por teléfono cuando ya la conocemos

Es el segundo escenario. Por ejemplo, usted acaba de conocer a una chica, pero aún no ha salido con ella y portanto puede hablar por teléfono. O ya salió con ella una vez y hay que esperar un poco para un segundo encuentro, mientras tanto, puede conversar por teléfono. Aquí también existen varias razones para las cuales le sucederá de tener que hablar por teléfono con una mujer que ya conoce y no vale la pena de enumerarlas.

En todo caso, aquí también no es una buena idea de hablar por teléfono, aún siendo usted de aquellas personas que se sienten más cómodos por este medio.

Aún conociendo ya a la chica, usted pierde su poder de comunicación. Puede perder oportunidades y tener mayores posibilidades de decir disparates. Además si se quiere seducir bien, necesitamos todas las posibilidades de las cuales disponemos, por ejemplo si se le ocurre decir algo muy eficaz, corre el riesgo de no producir el mismo efecto. Además si dice algo que a ella no le gusta o si lo hace ella, por teléfono es más difícil de resolver. Si una chica quiere inventar pretexto para alejarlo, puede hacerlo más fácilmente por este medio. Sin contar que siempre existe el riesgo de molestar a alguien, llamando en un momento que la persona estaba haciendo otra cosa, o no tenía deseos de hablar o que no estaba de humor para recibir una llamada. En consecuencia:

  • El teléfono hace que su capacidad de comunicación sea menos ágil.
  • El teléfono limita sus capacidades de transmitir su encanto.
  • El teléfono lo limita en cuanto al control de la situación. Si ella comienza a distraerse, usted no tiene la posibilidad de constatarlo.
  • El teléfono lo expone mayormente a decir tonterías o cosas inapropriadas.
  • El teléfono no permite resolver fácilmente cuestiones negativas que pueden surgir durante una conversación.
  • No tiene la posibilidad de saber si una llamada es oportuna y tampoco si está llamando al momento justo.
  • Si tiene cosas importantes que decir, siempre es mejor decirlas en persona.
  • Por teléfono hay mayores posibilidades de dejarse mal interpretar sobre algo.
  • Si un piropo produce efecto y dice algo muy bueno, por teléfono no lo podrá aprovechar.
  • Y así sucesivamente...

Crealo, habría otros aspectos negativos que mencionar con respecto a la seducción telefónoca. Pero ya usted comprendió nuestro punto de vista.

Los aspectos negativos en común de la seducción al teléfono

Ahora que hemos visto los dos escenarios de la seducción por teléfono y hemos observado las implicaciones específicas de cada uno de ellos, quedan aspectos en común por enumerar.

En efecto, en ambos casos, usted no está sólo limitado en su capacidad de expresión y de encanto... sino también en su capacidad de percibir reacciones, miradas, en breve, no puede leer tampoco el lenguaje extraverbal de ella, pues no puede hacer una valoración objetiva de su posición. Y estará limitado aún, aún y aún.

Y como si no bastara, las cosas más importantes siempre las hará en persona, de nada le servirá llamar su atención y ponerla en sintonía con usted si luego no puede besarla precipitando un resultado. Una vez más pierde la ocasión de lograr un resultado que sólo en persona era posible.

¿Qué hacer entonces cuando se liga a una chica por teléfono?

Seducción al teléfono

Nuestro consejo general es limitarse a lo esencial. Trate de decir lo menos posible y provocar lo más pronto posible un encuentro. Y una vez que habrá logrado su objetivo, que sea una cita o cualquier otra cosa, despídase y cuelgue.

Este comportamiento no le dará sólo la ventaja de ser más deseable, sino le permitirá de demostrar también que usted tiene una vida, que no vive en la ansiedad y en la necesidad de hablar con ella, por lo tanto está estableciendo una distancia estratégica, muy util, especialmente cuando no conocemos lo suficiente a una chica o cuando estamos al principio de una relación. Esto le permitirá también de forzar sus mejores posibilidades y remitirlas al momento del encuentro, de manera que podrá golpear lo mejor posible. No se progresa por teléfono.

Portanto, a menos que la distancia o la situación no permitan otra cosa, a menos que su voz no sea un arma muy poderosa en su arsenal de seducción y a menos que no sea un fanático del sexo a distancia, ¡usted no perderá su tiempo con conversaciones inútiles que serían mucho más eficaces y aprovechosas en persona!

Use el teléfono sólo cuando no tiene nunguna posibilidad a corto plazo de hacer mejor o para consolidar una ventaja concreta que obtuvo durante el encuentro. Por ejemplo, la acaba de conocer, produjo un efecto, pero no puede volverla a ver tan ràpido. Una llamada por lo tanto le vendrìa bien bien para mantener la conexión emocional.

Supongamos que usted salió con ella durante el fin de semana y no puede volverla a ver antes que pasen diez días. A la hora de despedirse, usted promete llamarla, diciéndole, por ejemplo, "te llamo mañana" o "te llamo el miércoles". No la llame. Deje pasar dos o tres días más y llámela en el momento menos esperado, sólo para decirle que pensaba en ella y confírmeles su próxima salida. Sea breve, encantador, calmo y misterioso al mismo tiempo. Esto provocará en ella un sentimiento de espera y de ansiedad necesarias y estratégicas para desencadenar en ella su necesidad y esto hará su próximo encuentro aún más deseado. ¡Ella acabará con tener ganaes de verlo!

Acabamos de ver cuando una llamada puede venirle bien. Se trata de situaciones donde esto es estratégicamente necesario para su línea de seducción. En el programa estudiaremos estos aspectos con mayor detalle, especialmente en el concepto de combinar la tensión con bellos momentos. Por ahora es todo, ya usted sabe en cuales circunstancias puede usar el teléfono a su ventaja.

En conclusión...

El teléfono constituye una situación de seducción difícil y hay que saberla aprovechar, como cualquier otro contexto que presenta dificultades y ventajas. Cada situación de seducción comporta técnicas y trucos específicos que se adaptan a ella. Nuestra guía tiene el objetivo de describir la mayor parte de estas situaciones, de manera detallada y típica de nuestro estilo de decir las cosas. Tenemos todavía muchas otras situaciones a describir...