Síguenos:
Esta página expresa las ideas principales de quien ha echado las bases para la realización de este programa, que, en realidad, tiene varios autores.

Quien está detrás de Seducción Rápida

Bien que el fruto del trabajo de este programa de seducción sea colectivo, su autor decisivo es Autor primario de Seducción Rápida, italiano, que ha vivido muchos años en Canadá y ahora vive en América Latina y trabaja para Ionenet SA como webmaster y autor. Dejemos a él la palabra del texto de esta página.

« Hola a todos, creo que el primer párrafo ya me haya presentado lo suficiente. Sólo debo añadiro que no soy muy alto y tampoco muy lindo, sin embargo en la vida he tenido a varias mujeres, muchas de ellas bellísimas.

¿Dónde nació la idea de este programa? Simplemente de una constatación importante que he madurado con mi experiencia: algunas de las mujeres que he encontrado han admitido que yo no era su tipo, que no les gustaba como hombre. Y estas mujeres no siempre han sido las más bellas. Es más, la mayoría de ellas estaban por debajo del promedio. Al mismo tiempo me ha pasado de tener mujeres muy bellas a las cuales les gustaba mucho y se han enamorado locamente. Por lo tanto ¿cuál ha sido la idea reveladora? Ha sido la de haber notado que el hecho de gustarle o no a una mujer no depende de su belleza y tampoco de cuántos pretendientes tenga: depende de sus gustos. Puedo fracasar perfectamente con una chica que no le gusta a nadie. Y puedo volver loca a una que todo el mundo corre detrás de ella, no importa cuántos sean.

Por lo tanto, notando estas experiencia y habiendo reflexionado al respecto, he llegado a dos importantes conclusiones:

Primera conclusión: cuando seducimos a alguien no debemos dejarnos impresionar por su belleza. Podemos perfectamente ser su tipo o hacer de manera a serlo demostrándonos originales, diferentes, en suma, seduciéndola. Una chica más bonita no es más difícil. Usted le gusta o no le gusta, es todo. Además, no lo olvide, es más bonita para usted, según sus gustos, no para todos. Claro, existe un estándar de belleza. Pero esto no significa que un tipo de mujer determinado, aunque bella, tenga que gustarle a todo el mundo. Y esto conlleva automáticamente a la...

Segunda conclusión: siempre tenemos que in en búsqueda de lo que nos gusta realmente y no conformarnos de alguien que no nos atrae mucho, sólo porque no nos sentimos a la altura de estar al lado de una mujer que nos gusta de verdad.

Otra cosa que he notado en mi experiencia de seductor es que las mujeres que me atraen hasta cierto punto solamente, al final me aburren después de certo tiempo. Por lo tanto si está con una chica que no le gusta realmente, es probable que termine con traiccionarla, haciendo de su unión un fracaso, poco importa de qué unión se trate. En cambio, nunca me he aburrido de las mujeres que realmente me han gustado, de las cuales realmente me he enamorado. Muchos no lo saben porque nunca han tenido a alguien que realmente les gusta.

Claro, si usted busca una aventura, puede perfectamente conformarse con alguien que al inicio no lo aburrirá, puede acostarse con una mujer aunque ella no corresponda a lo que lo vuelve loco. Pero si busca una relación seria, entonces siempre debe aspirar al máximo, a lo que más le gusta.

De estas ideas principales ha nacido todo el resto. Los que no tienen el valor de intentar con las chicas que realmente quieren, demuestran ser inseguros terminando con no gustarle "concretamente" a una muy bonita chica que en cambio hubiese sido seducible. Y esto no porque la mujer es bella y tiene muchos pretendientes, sino porque lo ha visto inseguro. Las mujeres no se sienten atraídas por la inseguridad, por alguien que se siente "inferior", que no se siente a su altura, también porque nadie es superior a nadie. De ahí han nacido también los principios fundamentales de las bases de la seducción, es decir que todo en las relaciones hombre-mujer gira entorno al amor, al sexo y a la seguridad, tres conceptos que cambian sólo en términos de prioridad entre hombre y mujer, siendo sólo el amor de igual importancia para ambos. De esto hablamos ampliamente en la página bases de la seducción.

Entre los tres factores que regulan las relaciones sentimentales, la seguridad es el valor dominante para la mujer, mientras que para el hombre lo es el sexo. ¿Cómo puede una mujer sentirse segura con un hombre que no se siente seguro a su lado? ¿De un hombre que no se siente a la altura para gustarle? ¿Que renuncia o fracasa sólo porque la ve demasiado bella para él, demasiado fuera de su alcance?

De ahí la idea de viviseccionar el concepto de atracción, no se debe ser demasiado ansioso, demasiado premuroso, demasiado "buen chico" con las mujeres porque esto dirige al concepto de inseguridad, de poco interés. Un hombre así no es interesante. Si ella le dice que lo llama mañana y usted ve que a las 4 de la tarde todavía no lo ha llamado, no la llame. Quizás lo llamará a las seis o no lo llamará. No lo haga usted. Llámela otro día. Estas cosas son a menudo pruebas, test que las mujeres les hacen a los hombres para ver si son ansiosos, si se sienten inseguros, si sienten la necesidad.

¿El buen Balzac no decía en el Padre Goriot que « Nuestro corazón es un tesoro, vacíelo de un sol golpe y será arruinado. No le perdonamos más a un sentimiento de haberse mostrado todo entero que a un hombre de no tener un centavo suyo » ?

Todas las veces que he sido ansioso con una chica, todas las veces que una mujer ha ocupado el 100% de mi atención, he fracasado. Y todas las veces que una mujer no me interesaba lo suficiente como para preocuparme, ¡ésta caía en mis brazos! El interés es inevitable hacia una chica que nos gusta mucho, que hasta amemos. Pero, en los primeros tiempos de un acercamiento, para seducir bien hay que saber disimular su propio interés y comportarse como si ella no nos interesaras mucho. Evidentemente tendrá que ser atento y romántico cuando la situación lo requiera. Pero cuando estamos lejos de ella y por lo tanto cuando somos más vulnerables, no podemos mostrarnos demasiado interesados al principio y lo ideal sería hasta no sentir este interés, de resistir a las tentaciones del corazón, al menos hasta que llegue el momento donde podrá expresarse más libremente.

Pues, cuando usted conozca a una chica y corre el riesgo de volverse loco, sea resistente, sea indiferente cuando es necesario, séalo cuánto más pueda. Recuerde que una mujer no se enamorará de usted cuando está a su lado. Ella se enamorará cuando estará lejos de usted, cuando no sabrá si usted piensa en ella, cuando empezará a echarle de menos y usted (que ha sido tan romántico en su último encuentro) empezará a hacerle falta. En cambio si usted es el primero en preocuparse, ella se sentirá segura de usted demasiado premaduramente y perderá inevitablemente su interés. El principio que acabo de mencionar es un principio fundamental de los inicios de una relación y el programa lo trata en detalle.

Jamás tendrá que mostrarse necesitado con una mujer, perderá interés. Quizás después de que usted la haya conquistado, a la vez que ella se habrá enamorado de usted, podrá entonces usted darse el lujo de actuar según sus sentimientos, pero siempre dejando espacio para un lado misterioso. No antes. Al momento de seducir, tiene que ganar usted la batalla, tiene que ser usted el que se siente seguro y tendrá usted que volverla a ella necesitada, porque esto es lo que quieren las mujeres.

Claro, esto no significa que usted tendrá que ser frío y seco. Al contrario, siempre tendrá que ser atento, romántico, siempre listo para un piropo, pero siempre cuando hace falta, dejando la duda de que lo hace con todas, que usted es un hijeputa, y siempre haciéndolo todo en la justa medida, en los momentos justos, quizás cuando ella no se lo espera, lo que nunca sobra.

Al inicio tampoco demuestre mucha atracción hacia ella. Claro la mirará, le hará comprender que le gusta, pero hasta cierto punto, de lo contrario hará el papel del hambriento que hace mucho que no ve a una mujer y tiene atrazo ¡y eso tampoco es interesante!

Otra cosa importante es no desanimarse en caso de rechazo. El seductor inexperto se desanima ante la primera bella mujer que trata de conquistar. Cree que si no ha tenido éxito con ella, no lo tendrá tampoco con las otras. La experiencia en cambio muestra que cuando no conocemos suficientemente la psicología femenina hay que apuntar sobre el número. Cuando logre conquistar a la primera o segunda bella mujer que realmente le gusta, comprenderá también que el hecho de ser rechazado, es algo que puede suceder tanto con alguien que le gusta mucho como con alguien que le gusta menos y que en ningún caso hay que desanimarse ya que ¡ningún hombre puede gustarle a todas las mujeres!

Además tendrá que tener ciertos conocimientos del lenguaje del cuerpo y de la comunicación extraverbal para dominar mejor las impresiones que los demás tendrán subre usted y comprender mejor a los demás, así cometerá menos errores y caerá menos en fracasos. Tendrá también que ser ocurrente, conversador, demostrar que siempre tiene algo que decir, por lo tanto cierta cultura (de cualquier género, sin jamás dejar de lado la cultura de la vida porque, si no, hará el papel del pedante), no está de más. Y tendrá que ser original ligando con una mujer, demostrar de ser diferente desde el principio y desarrollar toda una serie de otras cualidades que enriquecerán no sólo su personalidad, sino que lo harán también más interesante.

Y finalmente el elemento de mezclar el sentido del humor con cierta arrogancia es un poco como poner la ceriza encima al dulce.

Acabamos de echar todas las bases del programa. Obviamente todos estos conceptos de bases renvían a muchas reglas, muchos principios, muchas técnicas de seducción, muchos procedimientos, muchos acercamientos y métodos para mejorar tanto su personalidad como su presencia.

Es aquí que el trabajo se vuelve colectivo. Muchos han participado a la realización de este programa enriqueciendo su núcleo. Y usted está invitado a añadir nuevas ideas basadas en estos conceptos de base o quizás a añadir nuevos conceptos, porque nuestro programa no termina aquí, siempre acepta contribuciones adicionales para enriquecerse ulteriormente con el tiempo y volverse una verdadera biblia de la seducción, un método verdadero, basado en la experiencia de la calle, no sólo mia, sino de muchos hombres que han tenido éxito con las mujeres y de los cuales usted podría tomar ideas para desarrollar su propias ideas porque, no lo olvide, la seducción es una habilidad creativa, no existen medios infalibles o fórmulas de aprender, aquí encontrará todas las técnicas de base, ¡le tocará a usted desarrollar todo el resto!

Con esto me despido, tanto yo como el resto del equipo, deseamos que este programa pueda serle útil a muchos hombres, dejando siempre el espacio para críticas, comentarios, ideas y principios nuevos. »

Autor primario del programa, iniciador del programa Seducción Rápida.

La FAQ de nuestro programa.